Si tú engordas, tu mascota también

PERROS Y GATOS sufren nuestros malos hábitos. Estudios y profesionales certifican la evidencia: al menos la mitad tiene sobrepeso, y la obesidad está a la orden del día. Pon a tu mascota a plan si quieres que viva más y mejor


Tú sigue dándole a tu mascota como premio «solo un poquito» de esa crujiente corteza de jamón o un trocito de ese dulce que estás picando entre horas. Este uno de los comportamientos estrella de muchos humanos que no son conscientes de que están transmitiéndoles sus malos hábitos. La lógica es aplastante: si tú engordas, tu mascota engordará con más facilidad. Y cada vez son más los estudios y profesionales que alertan sobre los índices de obesidad de los animales domésticos. El del comparador de seguros de mascotas Acierto.com advierte sobre el estado de salud de perros y gatos, y revela que más de la mitad tienen sobrepeso. Marisa Herrero, la veterinaria que implanta los planes de control de peso en la Clínica Veterinaria Lúa, en A Coruña, da el mismo dato basándose en el estudio de Royal Canin: «Uno de cada dos perros o gatos se considera que tienen sobrepeso -presentan un 20 % por encima de su peso ideal-, que no es lo mismo que tener obesidad». Un problema en el que, señala, influyen dos motivos.

El primero es que los perros y los gatos engordan por lo mismo que nosotros, es decir, por hacer una ingesta calórica mayor de la que gastan. «Un perro si sale poco a la calle y pasa demasiado tiempo en casa se aburre y pide comida. Los gatos son distintos porque no salen, pero necesitan que el propietario busque el entretenimiento ambiental, es decir, que interactúe con él y le compre o le haga manualmente juegos que le estimulen. Ellos necesitan activarse incluso para comer, porque les gusta cazar y buscar la comida en lugar de que se la demos con un fácil acceso», indica Herrero, que añade que una casa con gatos «debería tener estanterías vacías para que puedan subir y bajar, y juguetes con diferentes alturas y plataformas. Eso disminuye su ansiedad y facilita que no coman por aburrimiento».

El segundo factor que más incide en su sobrepeso u obesidad son los hábitos del propietario. «Si él es sedentario y come entre horas, la mascota lo va a aprender», señala la veterinaria, que asegura que el paseo con el perro debe ser activo, «y no vale con bajar al parque y sentarse en un banco mientras la mascota está por allí». Un ejercicio que ha de adaptarse, claro está, al propio perro. Si es mayor, tiene dolores articulares o no está acostumbrado a hacer ejercicio, este debe iniciarse de una forma gradual.

Si hay un hábito humano que hace daño a la dieta de las mascotas es el sistema de premiarles con comida: «No siempre que reclaman tu atención están pidiendo comida. Tampoco es lo mismo darles verdura, fruta o pienso que un trocito de galleta o una salchicha, y hay que tener en cuenta que este suplemento se debería compensar quitando el equivalente en calorías en gramos de pienso de la ración diaria, y que nunca debe exceder el 10 % del aporte calórico». De hecho recomienda el uso del pienso, porque asegura que ya vienen muy bien compensados de por sí. La dieta equilibrada por excelencia en una mascota debería tener, apunta, un alto contenido en fibra -para que sea saciante- y unos valores adecuados de proteína, vitaminas y minerales en función de factores como su peso o su edad. Las razas pequeñas y mini, además, están mucho más expuestas a ganar peso y existe otro factor importante, que es el número de personas que integra la familia que convive con la mascota. Porque cuanto mayor es, más premios recibe.

BENEFICIOS DE ADELGAZAR

Pero la importancia de adelgazar va mucho más allá del aspecto estético. El primero de los beneficios que obtendrá tu mascota con sobrepeso si la pones a dieta es que prolongará su vida y mejorará su salud. Aumentarán sus ganas de jugar, mejorará su sociabilidad al tener más facilidad para moverse y disminuirán su ansiedad y sus dolores articulares, al mismo ritmo que descenderán tus costes veterinarios. Porque sí, el estudio de Acierto.com también concluye que a más sobrepeso, más seguros médicos para mascotas se contratan.

Lo primero que hace Marisa cuando comienza un plan de pérdida de peso es una exploración general, una valoración de la condición corporal de la mascota, una analítica para descartar problemas hormonales y una fotografía para monitorizar los cambios. También se revisa el plan nutricional que necesita, y se hace otro de actividad con objetivos realistas de ejercicios que el propietario pueda cumplir. Porque al final, de nuestros hábitos dependen los de nuestra mascota. Y parece que la causa merece un esfuerzo y una dieta conjunta, ¿no?

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Tags
Comentarios

Si tú engordas, tu mascota también