Estos locales están sobrados de pasta

M. Hermida / M. Vidal / L. M. Rodríguez / M. Garrido

YES

Ramón Leiro

MUCHA PASTA Y DE LA BUENA ES LO QUE TIENEN ESTOS ITALIANOS... Tienen fama de ricos y no defraudan. Hoy en YES recorremos los restaurantes que tienen la auténtica comida de Italia. Aquí con el tenedor a la boca uno viaja hasta la Fontana de Trevi sin salir de Galicia

13 nov 2018 . Actualizado a las 01:56 h.

Estas páginas les van a dejar muy buen sabor de boca. Sobre la mesa un plato de pasta fresca con denominación de origen galaico-toscana. Dicho de otra manera, que están comiendo en Pontevedra, pero podrían estar sentados en una terraza en la piazza del Duomo de Milán.

Si algo queda claro después de este reportaje es que detrás de un buen italiano hay un italiano. Estos restaurantes se han cocinado la fama a fuego lento, pero sean rápidos si quieren pillar mesa. Ah, y no saquen la Visa, que aquí sobra la pasta.

Ramón Leiro

NI PIZZA, NI LASAÑA 

La decisión que en su día tomaron Giuseppe Verniero y Salvatore Tavilla, socios y dueños del restaurante Mare e Monti de Pontevedra, sonaba bien arriesgada. Acababan de coger las riendas de ese local, en el que ambos habían trabajado durante años, y decidieron eliminar de la carta algunos platos sagrados de la cocina italiana. Ni pizza, ni lasaña ni canelones. ¿Por qué? Lo contaba Giuseppe: «Porque en España hay mucho más que tortilla y paella y en Italia mucho más que pizza». La idea era bucear en sus orígenes -los dos son de la ciudad de Caserta y Salvatore procede de una larga saga de hosteleros- y ligar la tradición italiana con las técnicas contemporáneas. Todo ello, a ser posible, con productos de temporada gallegos de por medio. Han pasado casi dos años desde entonces, y la experiencia es más que positiva: «Seguimos en la misma línea y estamos muy agradecidos al público de Pontevedra por haber entendido tan bien nuestro cambio y nuestra filosofía». ¿Qué ofrecen? Están con un cambio de carta y, para estos meses de frío, le proponen al comensal cosas como una linguine típica de Nápoles con pulpitos y salsa de tomate cherry o una tagliatella con setas y ragú de jabalí. Asimismo, le dan una vuelta de tuerca a salsas archiconocidas. «Por ejemplo, hacemos una boloñesa especial, que servimos con una pappardella, y que está hecha con carne picada de conejo. Y también tenemos una carbonara con gambas y chipirones que gusta mucho al público», explican. El Mare e Monti, en el centro de Pontevedra, tira. Como tira, han decidido abrir otro negocio hostelero más. Se llama La Bella Napoli 1970, está también en la ciudad pontevedresa y, ahí sí, se han reconciliado con la pizza, el plato fuerte del local. Pero lo han hecho a su manera. «Queremos acabar con la idea de que la pizza es comida basura», dicen. Así que la masa es ligera, con un 75?% de agua. Y hay ingredientes gourmet como bacalao o trufas.