Así se baila el swish swish

ESTE MOVIMIENTO VIRAL te enganchará aunque no lo quieras. Habrá pocos que al terminar de leer esta página no intenten moverse como un péndulo. ¿Serás capaz?

Así se baila el swish swish Este movimiento viral te enganchará aunque no lo quieras. Habrá pocos que al terminar de ver este vídeo no intenten moverse como un péndulo. ¿Serás capaz?

Si tienes a alguien a tu alrededor entre 8 y 15 años no solo sabrás de qué te hablo, sino que seguro que podrás demostrarlo. A estas alturas el swish swish ya ha alcanzado la categoría de baile viral, como el Gangnam Style o La Macarena. Y los que lo bailan, dicen que es adictivo. Esta clase de baile moderno de la escuela Danzade de A Coruña es el mejor termómetro. Solo hay que ver cómo se mueven, con y sin música, Míriam, Antía, Paula, Carolina, Lucía, Carmen, Noa, Clara, Mariola, Daniela, Paula, Inés, Sofía, Belén, Lucía, Blanca y Matías (perdónenme por esta retahíla de nombres pero no podía encontrarme el sábado por la mañana con una carita decepcionada al ver que alguno no estaba en la lista). A la pregunta de si es fácil, no están de acuerdo. Unos dicen que sí, otros que no. Algunos que si tienes los brazos largos es mejor, claro que esta es una ventaja que se tiene o no se tiene. O la tienes desde la casilla de salida, o ya puedes practicar con lo que hay. Raquel Paz, la profe y una de las directoras de la academia, confiesa que este movimiento ha pegado fuerte entre los niños y que si por ellos fuese, estarían en bucle con el swish swish. «Pero también saben que no puede ser, en clase hay que hacer otras cosas», recuerda. Sin embargo, explica Raquel, este baile viral les viene muy bien para mejorar la coordinación, así que no hay mal que por bien no venga.

Este fenómeno viral tiene nombre y apellido: Rusell Horning, más conocido como el niño de la mochila. Este joven de 14 años de Lawrenceville, un pueblecito de Georgia, empezó a colgar vídeos en Internet para mostrar al mundo su particular don, que no era otro que mover los brazos rápidamente y en dirección contraria a la de la cadera. Las visitas se dispararon, tanto que la situación se le fue de las manos cuando la mismísima Rihanna, usó uno de los vídeos de este chico para celebrar sus ocho nominaciones a los Grammy. Esto fue solo el principio. Poco después, Kate Perry reclamó a este bailarín en el escenario en el último programa de Saturday Night Live. Mira que es difícil, pero este adolescente con su mochila a cuestas consiguió robar el protagonismo a la actual pareja de Orlando Bloom. Esta actuación sirvió para bautizar el baile con uno de los temas de la artista estadounidense, Swish swish.

PARECE FÁCIL, PERO...

Algo tiene este movimiento que engancha, porque si no, estos bailarines coruñeses no lo bailarían en casa, en el cole, en la calle, y hasta en la ducha. Raquel matiza que el reto está en conseguir realizar el movimiento cuanto más rápido mejor. «Parece fácil, pero no lo es. Es muy difícil la coordinación. La clave es imitar el movimiento de un péndulo, los brazos una vez hacia delante y otra vez hacia atrás, mientras que la cadera balancea al extremo contrario», comenta Paula. Esta profe de moderno acostumbrada a lidiar con las canciones de moda, asegura que hubo bailes que tuvieron su momento, pero no tanto como este. ¿Por qué? «Que la música sea divertida, que lo puedan bailar tanto niños y niñas, y sus padres por detrás ayuda», añade. Sí, sí, porque no se crean que esto es una moda escolar de corto recorrido. «Síiii, mi madre lo baila, pero la verdad no le sale muy bien», dice una alumna muy sincera. La gran mayoría reconoce que sus padres se han dejado llevar por este ritmo, y que en sus casas se ha intentado varias veces la coreografía, aunque no siempre con suerte.

Votación
13 votos
Comentarios

Así se baila el swish swish