Percebes y Grelos: «'Tu canción' puede quedar entre las 15 primeras»

La gallega es experta en Eurovisión, fan de Chenoa y una de las responsables de que el concurso haya triunfado en la Red. Su pronóstico para el festival: «A mí me gusta Israel»


Es gallega, se llama Carolina, tiene 24 años y todo el mundo la conoce como Percebes y Grelos. Sus vídeos son seguidos por miles de fieles a Eurovisión y a Operación Triunfo, sobre todo después de su paso por el programa donde comentó por primera vez en directo las opiniones que se vertían en las redes. Superfán de Chenoa, y de Alfred y Amaia, cuenta con los dedos de las manos a los que se llevaría a una gala «ideal» de triunfitos. ¿Su don? Reconoce cualquier canción de Eurovisión con solo oírla cuatro segundos. 

-Cuando te pones lo de Percebes y Grelos tienes claro que quieres enraizarte en tu origen gallego.

-Sí, fue un poco por azar, tenía que ponerle algo y como me encantan los percebes y los grelos se me ocurrió.

-¿Qué crees que es lo que más conecta de tu forma de hacer vídeos?

-Yo creo que mi naturalidad, no voy de nada, construyo los monólogos a partir de mi universo, de mi pequeño universo, pero no pretendo jamás aparentar ni ir de nada que no sea. Eso en YouTube siempre creo que acerca.

-Sí, porque tanto hablas de tu ansiedad como de tu abuela o de «OT».

-Sí, yo no sé si voy a influir en alguien, pero si se diera el caso pienso en que me gustaría que esa influencia fuese positiva. Y que entiendan que esto no es una farsa ni una mentira, que una no está siempre bien. Yo me muestro en mi casa, en mi mundo, tal cual soy y no me importa, al contrario, que sepan que tengo que ir a veces al psicólogo. O que vean que estoy trabajando mucho; que no se crean que esto es llegar, encender la cámara y soltar tu rollo.

-Porque tú además estás en la radio. ¿Cuál es tu medio de vida?

-A ver, a mí la radio desde hace dos años es la que me mantiene. Trabajo con un horario como cualquier otra persona, es lo que me permite comer, pagar mi piso. Lo que pasa es que hay gente que cree que hacer un vídeo no me lleva nada, pero puedo tardar unas siete horas en hacerlo. Hay que pensar lo que se dice, editarlo, luego tienes que subirlo a tus redes para que funcione, así que no es tan fácil. Yo no lo memorizo, no hago un guion, tengo unas cuantas ideas y me lanzo, claro que hay que saber de qué vas a hablar. No es picar piedra, entiéndeme, pero lleva su curro.

-Tu humor también es muy particular, con ese toque gallego. Me estoy acordando de esa frase que parecía el cuento de Monterroso. «Cuando yo nací Gayoso ya estaba ahí». [Risas]

-Sí, sí. Porque yo crecí con Gayoso, con Pratos Combinados, con Superpiñeiro, con el Xabarín. Eso marca. Yo era tan superfán de Gayoso que lo veía por la calle y me quedaba paralizada. 

-Y luego está el mundo de las orquestas gallegas que tú defines tan bien: «La Panorama te monta una gala de La 1 en un descampado».

-[Risas]. Sí, porque cuando llegué a Madrid me llamó mucho la atención que aquí había muchas verbenas, pero nadie conocía el nombre de las orquestas. Y en Galicia eso es otro cantar. Cuando les digo que la Panorama o la París de Noia llevan ocho camiones para montar el espectáculo se creen que estoy mintiendo. Pero, oye, ¡la Panorama hasta se hace un homenaje a sí misma! 

-Son geniales también los vídeos con tu abuela, muy tiernos.

-Sí, bueno, a mí me hace mucha ilusión que ella salga. El otro día la paró una señora y le dijo: «Tú eres la abuela de Percebes» y no cabía en sí misma. Yo estoy feliz por ella, que se haga conocida. No hay como el cariño de una abuela. 

-Y lo de colaborar en «OT» ¿cómo surgió?

-Se puso en contacto el director porque le gustaba lo que yo colgaba del reality; siempre fui muy fan. Entonces les interesó que yo hiciera la parte de las redes, así que primero pude ver los castings, estuve con ellos mientras elegían a los participantes, vi cómo metían los nombres en los sobres. Fue toda una experiencia emocionante, la verdad. Después, cuando ya arrancó el concurso, mi función fue estar pendiente de todos los comentarios que se iban haciendo en las redes para luego salir en directo a opinar lo que me había parecido. Fue brutal para mí, pero acabé agotada. Para que te hagas una idea, no volví a subir un vídeo después del programa. Tuve que parar en enero y febrero porque estaba metida en cinco cosas a la vez y dije: «Porque no esté en seis no pasa nada».

-¿Quién era tu favorito en los castings?

-Alfred. Lo vi llegar con el trombón, empezamos a hablar un rato y me quedé con él. También con Amaia, que me pareció genial entonces. Estuve observándola un rato y le dije: «Me suena mucho tu cara», porque ella ya había estado en un programa de Antena 3; me quedé charlando y me pareció una tía guay. Pero tal vez Alfred fue el que más me impactó; me gustó también Aragoney. Lo que pensé cuando llegué a Madrid de vuelta es el tremendo talentazo que tenían, se notaba que eran músicos, artistas, eso ya en el casting se palpaba.

-¿Durante el programa también fueron tus favoritos?

-Sí. A ver, yo soy muy de Amaia, pero también me gusta Nerea. Son muchos, pero si me preguntas entre Amaia y Aitana, yo era más de Amaia. Aunque reconozco que me encanta que las dos estén ahí, que influyan, que sean un referente tan jovencitas en esta generación, porque son brutales, son unas chicas estupendas, muy preparadas y con un rollo muy natural, auténticas. Amaia tiene ese punto tan guay de ir a su aire, de decir siempre lo que piensa, esas ideas feministas. Es genial.

 -Pero tú por encima de todo eres de Chenoa.

-Sí, sí. Eso es superior, otro tema. Para mí era la mejor artista de su edición, la más completa, la más seria. Entonces muchos la calificaron como borde, pero solo por ser más seca. No lo entiendo. Y que después de lo de Bisbal, después del acoso al que fue sometida, siga ahí 15 años después me demuestra que no estaba equivocada.

 -¿Tú eras más de Bisbal y Chenoa que de Alfred y Amaia?

-En su momento sí. Pero luego, cuando Bisbal le hizo a Chenoa lo que le hizo lo tuve claro. Yo estoy con ella a muerte: «Chenoa forever».

-Dime cinco nombres que rescatarías de todas las ediciones de «OT» para una gala especial.

-Por supuesto Chenoa, también a Nuria Fergó (yo era superfán de ella también), a Joan Tena, a Idaira y a Amaia.

-Tú que reconoces cualquier canción de Eurovisión (lo has demostrado en los vídeos) solo escuchando cuatro segundos, ¿crees que va a triunfar «Tu canción»?

-A mí se me da muy bien eso de reconocer las canciones y es verdad que me pico con mis amigos frikis de Eurovisión. Por el momento voy ganando yo, je, je. Tu canción me gusta, me parece mejor que las propuestas individuales de Amaia y Alfred, y Lo malo está bien para el verano, para las discotecas, pero no para Eurovisión. Yo creo que podemos quedar entre los 15 primeros, que ya sería un puesto digno [participan 43]. Desde Pastora Soler, que quedó de décima en el 2013, no hemos estado ahí. A ver.

-¿Cuál es tu favorita?

-A mí me gusta Israel, pero le puede pasar como a Italia el año pasado que, de tanto hablar de ella, al final aburra. Su mensaje me gusta, es feminista también, es en inglés, que eso siempre suma.

-Pues «Tu canción» es en español.

-Sí, pero creo que ellos transmiten igualmente su amor, que es una canción bonita. A mí ellos me gustan.

-Eres muy retranqueira.

-Sí, yo trabajo los monólogos y me salen así, soy gallega y se nota, claro. A mí me gusta mucho como escribe Luis Piedrahíta y soy muy fan de Ángel Martín. Lo conocí con Sé lo que hicisteis y después me tragué todos sus monólogos, me hace mucha gracia su humor. También Seinfeld, mucha gente. Todos ellos me han influido. Ellos y Superpiñeiro, por supuesto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Percebes y Grelos: «'Tu canción' puede quedar entre las 15 primeras»