¿Cuál fue tu primer disco?

YES

MARCOS MÍGUEZ

NUESTROS MEJORES recuerdos aún se cuentan por vinilos, aunque pronto lo haremos por playlists de Spotify. Y es que la generación que se estrenó con los discos de «Enrique y Ana» o de «Mecano» ya casi consumen música solo a través de Internet

23 abr 2018 . Actualizado a las 00:50 h.

El consumo de música ha experimentado tantos cambios en los últimos años que casi sorprende la unanimidad que existe hoy en torno al streaming. Generaciones enteras con su propio formato (casete, disco, CD, Blue-Ray, DVD...) comparten, en la actualidad, usos y costumbres.

Antes éramos capaces de pasarnos semanas ahorrando la paga del domingo para comprarnos un ansiado vinilo y ahora, en cambio, hacemos lo mismo que nuestros hijos para disfrutar de los temas favoritos: Spotify, YouTube, iTunes, Amazon… Hasta que llegó el CD, -que en paz descanse-, casetes y vinilos dominaban la escena musical de cada hogar. Los más afortunados tenían un tocadiscos o un radiocasete con doble pletina -eso ya era lo más- y guardaban los singles de los Beatles en maletines de cuadros. Aquel espacio tan importante que todos teníamos reservado para la música en la salita de estar o en la habitación ha quedado reducido a nuestro teléfono móvil.

¡Cuántas cintas grabadas de la radio para escuchar una y otra vez a nuestro antojo! ¡Cuántas horas de larga espera con los deditos preparados en el Play y el Rec para no perder de grabar un solo compás! Si teníamos mala suerte y se colaba la voz del locutor en algún momento, esa frase, esa palabra, ese chiste quedaba sellado en la letra de aquella canción de por vida. Aún, hoy en día, te sorprendes cuando escuchas la versión original sin el Tú y yo lo sabíamos de Joaquín Luqui por encima. ¡Hola, hola, holaaaa!, saludaba siempre.