Marta Sánchez: «Escucho mucho lo de diva, pero no me lo quiero creer»

Tuvo tanto éxito el concierto que ofreció hace unas semanas en el Teatro de la Zarzuela en Madrid, donde sorprendió con su particular versión del Himno de España, que ya piensa en repetirlo. «La he liado parda, pero me llevo buen sabor de boca»


Hace unos meses que regresó de Miami, donde estuvo residiendo unos años. Sin embargo, su concierto el pasado mes de febrero en el Teatro de la Zarzuela para conmemorar su 30 aniversario sobre los escenarios fue una especie de bienvenida en la que todo el mundo se enteró de que la gallega estaba de vuelta en la ciudad. Tenía preparada una sorpresa para el final, y vaya sí sorprendió cuando acompañada solamente por un piano comenzó a cantar su propia versión del Himno de España.

-¿Y si tuvieras que hacerle un himno a Galicia?

-Se lo haría encantada.

-¿Cómo estás viviendo la que se lio?

-Abrumada y con una sorpresa total. En la vida me podía imaginar que se iba a liar esta tan gorda. Estoy muy sorprendida de la repercusión.

-¿Cómo se digieren diez minutos de aplausos?

-Bueno, pues la verdad es algo que ha pasado en familia con mi padre y con mi padrino, Alfredo Kraus. Yo siempre lo vi como algo mágico, inalcanzable. Que en un teatro te aplaudan de pie 10 minutos seguidos es algo que creía que solo estaba reservado para la ópera, pero me ha tocado a mí el tener ese honor, la ovación, la aprobación, la emoción del público, la gente llorando... Fue un día muy grande que no olvidaré jamás.

-¿Este concierto fue tu «vuelta» a España después de una larga temporada fuera?

-Realmente nunca he dejado de trabajar en España, ni aquí ni en América. Creo que es un concierto que me ha dado un giro, que ha gustado mucho, ha encantado el cambio que le he dado a mis canciones, a piano, las he cambiado todas. La gente a la tercera canción se ponía de pie, y yo decía: «¿Esto qué es? Esto no es real».

-Decías el otro día que como te gustara este formato no te veríamos más de lentejuelas, ¿y bien? ¿Te veremos?

-Es un decir, quería decir con adornos, con abalorios, con artilugios, con bailes, con coreografías, con apoyo audiovisual, con todo lo que ha conllevado mis conciertos y mis espectáculos, que siempre he querido cuidar mucho. Me refería a que como me sienta cómoda me quedo ahí un rato, pero la realidad es que no pienso en abandonar mi formato pop como espectáculo de show, no lo aparco para siempre.

-¿Qué planes tienes?

-Ahora me voy unos días a Argentina, que tengo promoción y actúo en el Teatro Colón, y luego cuando vuelva creo que vamos a preparar otro concierto como este en el Teatro Real para grabar un disco.

-Son ya más de treinta años de carrera, la que se subió el otro día al escenario es muy distinta a la de Olé Olé.

-Sí claro, han pasado 34 años. Creo que es otra etapa, otro momento....

-Si volvieras atrás, ¿harías todo como lo has hecho?

-No, las equivocaciones siempre las podría modificar, suavizar o rectificar. El ser humano sí aprende es con los errores.

-¿Los 50 años te hacen verlo todo de otra manera?

-Sí, sin duda, ya sabes lo que quieres y lo que no quieres. Dónde y en qué poner tu tiempo.

-Muchas de tus letras tienen un denominador común: que es reivindicarse a una misma.

-No todas, las de amor no. Me parece que hay que tener ilusión para conseguir lo que una quiere, por hacerse respetar y por conseguir sus sueños.

-Muchos se refieren a ti como la mejor artista del pop. ¿Quedan pocas divas?

-Yo nunca me voy a poner esa etiqueta y esa medalla.

-Lo dicen otros...

-Lo escucho mucho, pero yo no me lo quiero creer.

-¿Dejarías de cantar para componer para otros?

-No, puedo cantar y componer para otros.

-¿Estás en un buen momento?

-Sí estoy muy feliz, he vuelto a casa como dice el anuncio...

-¿Era el momento de volver?

-Sí, no tengo tiempo como para regalarlo y para no ser feliz, soy más feliz en España.

-¿Qué es lo que más has echado de menos?

-Mis amigos, mis fans, mi familia, el Mercadona...

-¿En Miami hacías una vida que no podías hacer aquí?

-No, hacía lo mismo. Yo siempre he sido muy libre en España. Voy a la compra, voy por la calle... A mí la fama no me ha coartado mi libertad ni ha impedido hacer lo que yo quiera. Me dan mucha pena los artistas que se esconden, que no van a la playa.

-Por lo que te ha tocado vivir, ¿tienes activado el modo disfrutar?

-Sí, cada vez intento llevarlo más a cabo.

-Dicen que los años no pasan por ti. Solo hay que verte.

-Sí pasan, solo que me cuido, me hago tratamientos, me alimento bien...

-¿En el amor te das por vencida?

-No, siempre tengo las puertas abiertas.

-No sé cuántos años después de tu visita a las tropas, vuelves a convertirte en símbolo nacional.

-Bueno, no sé si tanto, lo que está claro es que la he liado parda.

-¿Pero para bien?

-Sí, para bien, yo me llevo un buen sabor de boca.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Marta Sánchez: «Escucho mucho lo de diva, pero no me lo quiero creer»