Y de postre... fabada


Parece increíble lo que me cuenta. «La fabada la ofrecemos de postre y mucha gente la pide. ¡Quién se resiste a una buena fabada! Es que si la prueban antes no comen el pescado», explica Ana Buján Fernández. Junto a su hermana María José y su madre Nieves están al frente del restaurante Asturiano de Lalín, el único que no prepara el plato estrella de la localidad. «Cada uno tiene que elaborar lo que le sale mejor y aquí hay grandes profesionales que hacen un cocido fabuloso. Lo nuestro son los pescados y mariscos frescos, además de la fabada, que nunca puede faltar», aclara Ana, que reconoce que la semana previa a la feria baja un poco la clientela pero que después se estabiliza porque acuden muchas personas de fuera. «Cuando algún cliente me pregunta si tengo cocido contesto con acento mariñeiro y digo que hay pescado cocido y centola y cigala cocida», asegura sonriente. Me cuenta la historia del local. Su padre, oriundo de Palas de Rei, trabajó en una sidrería de A Coruña cuando era un chaval de 13 o 14 años. Aprendió a escanciar y a preparar los platos típicos de la vecina comunidad. Por eso cuando en Lalín colocaron el cartel de «se traspasa» en una taberna asturiana que existía en el municipio, decidió hacerse cargo del negocio. Ahora, enfrente de aquella vieja taberna, la nueva generación mantiene el espíritu del Cantábrico con las mejores piezas del Atlántico.

RECUERDOS DE LALÍN

Este próximo lunes los amigos del restaurante Bocanegra de A Coruña me invitan a un cocido elaborado por Diego López, del restaurante La Molinera de Lalín. Lamento no poder asistir porque Moli es uno de los cocineros que ha sido capaz de reinventar el cocido jugando con la tradición y los nuevos tiempos. Siempre me acuerdo de su padre y de las imponentes comidas que disfruté allí hace ya demasiados años. Y es que, posiblemente, el cocido es uno de los platos que más guardamos en la memoria. Quién no recuerda alguno. Y también nos obliga a viajar. «Tengo uno pendiente en el mesón de Crecente, Lugo, y otro en A de Rafael en Vila de Cruces», me comenta Pati Blanco, responsable de comunicación de El Corte Inglés durante el concurso de las orejas que organizó Radio Voz en este centro comercial. Yo le dije que me apetece probarlo en el mesón O Cruce de Vilatuxe. En fin, que en Galicia podrías pasarte toda la vida tomando un buen cocido cada fin de semana en un lugar diferente. Por cierto, el último que disfruté fue el del mesón El Águila en el centro de Vigo. Abundante y a muy buen precio.

EXCURSIÓN A SALVATERRA

Especializado en pescados y mariscos (fabada al margen), seguro que el restaurante de Lalín del que les hablaba al principio es el que más vino blanco vende del concello. Y es probable que tengan en carta alguno de las bodegas Pazos de Lusco, o bien el Lusco o el Pazo Piñeiro. Precisamente a este pazo de Salvaterra do Miño, también conocido como Casa Bugallal, organizaron una escapada para conocer los coupage de los diferentes depósitos y selección del nuevo Lusco 2017 e incluso una poda de las cepas de albariño en el entorno del pazo. Esta bodega fue adquirida por el grupo español González Byass. Ideal para maridar con la centolla que muestra Ana.

Autor PABLO PORTABALES PERIODISTA

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Y de postre... fabada