Paula Willems: «Nunca me gustó ser tan alta»

Esta pelirroja de 1,81 metros de altura medio holandesa-medio granadina acaba de aterrizar como quien dice en el mundo de la moda, pero le ha bastado una vez en Cibeles para hacerse con el premio a la mejor modelo. Esto no ha hecho más que empezar para esta joven que confiesa: «Parece que va en serio»


Con la naturalidad de una joven de 18 años afronta lo que se le viene encima. Dice que intentará hacerlo lo mejor posible, de eso no hay duda. De la Madrid Fashion Week salió disparada hacia la de París. Vive en medio de una vorágine de trabajo, pero no le asusta. Tiene a sus padres detrás vigilando lo que hace, aunque desde la distancia. Ha dejado su Granada natal para instalarse en Madrid. «Las cosas buenas no importa que lleguen pronto». Esa es la actitud.

-¿Qué supone un premio como el que acabas de ganar para una modelo que debuta en Cibeles?

-Recibir el premio L?Oreal es un honor, claro, y más habiendo desfilado en la MBFW con modelos de primera fila, la verdad es que no me lo creo. De momento es un subidón de adrenalina. Lo que tenga que venir ya lo iremos viendo.

-¿Cómo fue tu primera vez? ¿Cómo te lo imaginabas?

-Cibeles es la pasarela más importante de la moda en España, así que fue todo un honor. En principio iba para hacer cinco desfiles y después me fueron saliendo más hasta hacer 11, y eso para una primera vez está realmente bien. La experiencia ha sido muy positiva y me he dado cuenta de todo el trabajo que hay detrás.

-Tus comienzos son de guion de película, te paran varias veces por la calle hasta que decides aceptar y probar. ¿Dijiste muchas veces que no?

-Sí, es verdad, me han parado por la calle varias veces. La primera vez en Nueva York, en un viaje familiar, se nos acercó el escúter de Whilelmina (una agencia de modelos); pero tenía 12 años y no hicimos nada al respecto. Después pasó en Holanda, de donde es mi madre, pero finalmente tampoco hicimos nada.

-¿Hasta ese momento te lo habías planteado alguna vez?

-Nunca me lo había planteado, de pequeña soñaba con ser bailarina de ballet y dedicaba mi tiempo al conservatorio de danza, donde estuve 7 años. Empecé con 14 años a hacer mis primeras fotos con una diseñadora granadina.

-¿Tu idea de futuro habrá cambiado ligeramente?

-Sí. No me había planteado esto como una profesión, pero ahora parece que va en serio.

-Amante de la filosofía, carrera que continúas estudiando. ¿Se puede aplicar de alguna manera esta disciplina al mundo de la moda?

-Creo que la filosofía se puede aplicar no solo a la moda sino a la vida en general. En lo que a mi respecta, la filosofía nos enseña que todo es relativo y me ayuda a mirar las cosas desde otra perspectiva.

-Te comparan con Miranda Kerr por su sensualidad y con Kendal Jenner por su juventud y fotogenia. ¿Lo hubieras imaginado alguna vez?

-Ja, ja, ja, ojalá. Ellas son ahora mismo dos grandes iconos, y no, no me lo había imaginado.

-Llevas muy poquito en la moda y ya llegan los premios, ¿te da miedo que las cosas vayan tan deprisa?

-Bueno, las cosas buenas no importa que lleguen pronto.

-¿Estás preparada para lo que se te viene encima?

-No se sabe lo que vendrá, pero yo intentaré hacerlo lo mejor posible.

-De tu vida de antes, ¿qué es lo que más echas de menos o a lo que más te ha costado renunciar?

-Siempre se echa de menos a tus amigos y tu familia, pero la verdad es que estoy conociendo a muchísima gente interesante.

-He leído que tienes complejo de alta y delgada. ¿Es lo que menos te gusta de ti?

-Sí, es cierto, nunca me gustó ser tan alta, pero cada vez me importa menos y además para mi profesión es una ventaja.

-A veces los complejos surgen de tanto mirarnos al espejo, y como en vuestro caso no hay más remedio...

-Sí, es que si la mayoría de la gente ya tiene complejos con su cuerpo, figúrate una persona que trabaja con su imagen.

-Dices que «el deporte de vez en cuando», ¿cuál es el secreto entonces para estar en forma?

-Hay que comer sano y moverse un poco.

-Eres una joven de 18 años... ¿tienes tiempo para tus amigos, sigues quedando con los de siempre, o es inviable hacer lo que hacías antes?

-Intento siempre que puedo volver a Granada con cierta frecuencia, pero además tengo la suerte de tener buenos amigos en Madrid, donde vivo ahora, así que mejor.

-¿Te ha costado salir de tu casa tan joven?

-Estar lejos de tus seres queridos puede ser difícil, pero te ayuda a madurar más rápido y una vez que te acostumbras no es para tanto.

-¿Cómo se lo ha tomado tu familia?

-Siempre me han animado y confían en mí, al principio no sabíamos cómo sería el trabajo, pero hemos ido viéndolo juntos.

-¿Un plan perfecto?

-Quedar con mis amigos, estar con toda mi familia, que no es poca, y estar en algún sitio tranquilo. Supongo que como casi todo el mundo.

-Esto no ha hecho más que empezar, ¿adónde te gustaría llegar?

-Me encantaría poder trabajar con algún gran diseñador.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Paula Willems: «Nunca me gustó ser tan alta»