Siempre hay una primera vez, ¿pero cuándo?

¿A QUÉ EDAD pueden quedarse solos en casa? ¿Y hacerse la cama? YES te da estas y otras respuestas. Por cierto, ni ves doble ni estas niñas son del reportaje sobre parecidos. Ainhoa y Shaila son gemelas. Y ya tienen su llave.


Cuántas veces nos preguntamos si es demasiado pronto para comprarles el primer móvil, o demasiado tarde para seguir llevándoles hasta la parada del bus cuando toca ir al cole. «No sabe lavarse bien el pelo» o «si se viste solo tarda mucho» son algunas de nuestras excusas más habituales. Pero, a juzgar por lo que dicen los que entienden de esto, parece que nos estamos pasando a la hora de hacer el trabajo por ellos. No te preocupes, que la culpa no es toda tuya. «Vivimos en la sociedad del ya y el ahora», señala la psicóloga Alejandra Dotor, que añade que, como siempre vamos con prisa, «no les damos el tiempo suficiente a los niños para que hagan las cosas por ellos mismos». 

Y es que eso de dejar que se vistan solos cuando sabes que en diez minutos entras a trabajar y que, al mismo tiempo, la leche se les está enfriando en la cocina mientras piensas que el bus del cole se irá sin mirar atrás, digamos que es complicado. Pero hay que hacerlo. Eso dice Dotor, que nos ayuda a saber cuándo es el momento de dejarles volar... aunque sea por un momento. Hay cosas que son claves en la infancia. Una de ellas podría ser ese día en el que de golpe y porrazo entra en casa la palabra «morrear», aunque eso nos daría para otro reportaje. Empecemos por uno de esos momentazos, el de: «¿cuándo voy a tener móvil?». Y ojo, que esto va enlazado con las redes sociales. Empezando por el WhatsApp y siguiendo por Twitter o Instagram. 

CREA SU PERFIL CON ELLOS

La experta habla claro: «el niño necesitaría el móvil a partir de los doce años, porque socialmente hay una presión en ese sentido y porque, de lo contrario, el niño se aislaría. Si todos sus compañeros se comunican en el grupo de la clase y él no, se está aislando». Hala, primer jarro de agua fría. En cuanto a las redes sociales, lo ideal está en que empiecen entre los doce y los trece. Eso sí, llevando un control e interesándose en lo que hacen. Y sin pedirles la contraseña, porque la mejor forma de tenerla es otra. Sería bueno ayudar al niño a hacerse el perfil, «para tener una relación fluida y de confianza que ha de mantenerse toda la vida. Lo importante no es el qué, si no el para qué», señala la psicóloga, que apunta que lo primero es que el adulto aprenda a utilizar esas redes. Pero volvamos al apartado doméstico, a los agobios de la leche fría y el niño sin vestir, que aquí está la miga. A partir de los cinco años (sí, has leído bien) tu hijo puede empezar a estirar la cama. «¿Que lo van a hacer mal? Pues sí, pero hay que dejar hacérselo, aunque vayas tú detrás a arreglarla. Y nada de: 'Si no haces la cama no ves la tele'. Tenemos que hacerlo sin condiciones, porque debe convertirse en un hábito. Que les salga de forma natural por una conducta de imitación es sanísimo», indica Dotor. A partir de los seis también podemos empezar a hablar de recados, aunque muy progresivamente. Una idea es pedirles que bajen a pedirle sal a un vecino. Dejarles solos en casa es otro de esos pasos que generan dudas. Tiene que ser poco a poco y, como en todo, depende de la madurez del niño. «Llegado el momento, podemos decirles: ?mamá y papa van a tomar un café ahí enfrente, y te vas a quedar en casa?. El objetivo es que les haga ilusión», afirma la experta. ¿Y la ducha? La edad para que se bañen solos, con todo lo que eso conlleva, llega a partir de los ocho años, aunque antes ya pueden (y deben) hacerlo con ayuda. También a los ocho pueden prepararse el desayuno e ir solos al cole o a la parada, siempre y cuando no haya que cruzar. Llegados los nueve, ya tienen que saber hacer tareas sencillas en casa sí o sí. ¿Y entre los doce y los trece? Solo queda rezar para que la edad del pavo llegue poco a poco, porque hasta la adolescencia se ha adelantado. Lo que nos queda.    

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos

Siempre hay una primera vez, ¿pero cuándo?