Los avistamientos de serpientes, con 15 recuperadas desde enero, se suceden


Vigo / la voz

En lo que va de año se ha rebasado, con 19 intervenciones, la mitad de las realizadas en el 2018 por la Policía Local, destacando que en tres dispositivos el animal estaba muerto y otra alerta fue una falsa alarma. Esta misma falsa alarma fue el 12 de enero, constituyendo el primer servicio del que se tiene constancia en el 2019. En este caso los nervios jugaron una mala pasada al denunciante, ya que finalmente se comprobó que se trataba de una tubería de PVC. El primer servicio real fue en marzo, en el entorno del río Lagares, observándose un ejemplar entre la maleza.

La Policía Local informó al requirente de que se trataba un animal que vive en libertad y estaba en un espacio natural fuera de viviendas sin crear peligro para las personas. También en marzo se originó el primer aviso en zona urbana, concretamente en la calle Castelao, al observarse una serpiente pequeña suelta en la acera, casualmente al lado hay una tienda de animales. En este caso se trataba de una cría de serpiente autóctona que se devolvió a su hábitat. Ya este mes, y al margen de los casos de serpientes muertas, se dieron 12 avistamientos, siendo especialmente activa la semana pasada. En la mañana del día 24 se produjeron dos casos, uno en la zona de Camposancos, en la finca de una vivienda particular cuyos propietarios observaron un ejemplar atrapado en una red.

La serpiente -gracias al meticuloso trabajo de los agentes- fue liberada de la citada red. Medía aproximadamente un metro y 20 centímetros y mostró una actitud tranquila. En el otro caso, ya sobre las 13 horas en la zona de Samil, el ejemplar se había resguardado en un vestuario público donde, enroscada, permanecía inmóvil. Ambos ejemplares, tal y como establece el protocolo, fueron liberados en su hábitat natural. Otros cuatro episodios más se vivieron el domingo.

El primero, a las 12.21 horas, ocurrió en la calle Carrasqueira, donde fue visto un ofidio enroscado en el centro de la calzada. A las 15.04 horas, en la rúa Arquitecto Desiderio Pernas, se les introdujo una serpiente de unos 70 cm en el aseo y la tenían encerrada en el baño. Se trataba de una culebra bastarda, que fue recogida para soltarla en su hábitat natural. La Policía Local pide calma a los ciudadanos que las encuentran, y recuerda que no son agresivas y que hace ya muchos años que no se conocen ataques.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los avistamientos de serpientes, con 15 recuperadas desde enero, se suceden