Las restricciones sanitarias hunden a la hostelería de Baiona en Semana Santa

Enfado de los empresarios por no poder abrir el interior de sus locales pese al bajo nivel de contagios


Baiona

Los hosteleros de Baiona atraviesan otra Semana Santa perdida en la que no han podido remontar después de las pérdidas provocadas por los cierres perimetrales. La culpa son unas restricciones sanitarias que han sido muy cuestionadas en la villa por el escaso nivel de contagios existente. El presidente de la asociación de comerciantes y empresarios (Aceba), Marcos Comesaña, se queja de que Baiona no merece estar en un nivel alto de prevención. El último dato revelador es que de un cribado a 2.500 vecinos realizado hace unos días, solo se detectó un contagio. «Es una cifra irrisoria y creo que realmente nos han jodido, esa es la palabra, y porque les da la gana. Los contagios que hubo en Baiona fueron en familias y siempre estuvieron controlados», afirma el presidente de la patronal baionesa.

Marcos Comesaña defiende que la hostelería de Baiona es segura y que no son los comedores de los restaurantes donde se producen los contagios, si no los entornos familiares. En Baiona se registraron 17 contagios, la mayoría en dos familias que quedaron aisladas. «Nos han hecho un agravio comparativo con otros municipios. Por ser zona turística no se puede castigar a la gente, más cuando ya habíamos hecho acopio de productos. Esto es un tiro a matar. Tenemos que respetar las normas, pero para el pueblo esto no tiene nombre», afirma este portavoz, que critica a las autoridades sanitarias por la decisión tomada. «Es muy cómodo estar sentado en una silla y no tener ni idea de lo que hay. El respeto de los hosteleros a las normas anticovid es absoluto. Hay mamparas, guantes, mascarillas, hidrogeles...»

Las restricciones impiden que los restaurantes puedan tener clientes dentro de sus establecimientos y solo pueden ocupar el 50 % del aforo de sus terrazas. Esta situación, unido a que las previsiones meteorológicas no han sido favorables, hace que la Semana Santa esté pasando desapercibida en Baiona. Un dato relevante es que el Parador registra un nivel de ocupación actual de solo un 60 %, que es el nivel medio que registraba cualquier día del año antes de la pandemia. Por estas fechas, el Conde de Gondomar siempre ha estado lleno.

Locales cerrados

En vista de estas restricciones, hay muchos restaurantes que han preferido no abrir porque no les compensa. Rafael Pereira, por ejemplo, no ha abierto El Mosquito. «No tengo terraza y me quedarían dos mesas. Evidentemente, no compensa. No hacemos milagros», afirma este hostelero, que también ha sufrido la anulación de reservas en el hotel.

Susana Rodríguez, responsable del Rocamar, también califica como «desastrosa» la Semana Santa para el turismo en Baiona. «Nos pasaron a un nivel que no nos pertenecía. Teníamos que estar en un nivel medio, pudiendo servir en el interior. Nos han estropeado la Semana Santa», asegura. De 400 comensales a los que este restaurante podía dar de comer, no llegan ni al diez por ciento.

Pilar Palmou, del Hotel Pazo de Mendoza, señala que habían reabierto con mucha ilusión y con la esperanza de poder trabajar «y nos hemos llevado una gran decepción. Se nos han venido abajo todas nuestras expectativas. Hemos tenido que asumirlo y adaptarnos a las medidas que nos han impuesto y, ciertamente, no lo veo razonable porque el índice parece ser que no es muy elevado», afirma.

José Montalbo, de La Taberna del Pintor, afirma que la mayoría de los locales solo tienen cuatro o cinco mesas «y la gente no viene». Ayer fue como un jueves normal como cualquier día del año y tampoco ayudaron las previsiones que daban lluvia. No vas a un sitio donde llueve y el interior está cerrado», dice.

Pedro Villamarín, del Recuncho Mariñeiro, también señala que «estamos indignados, porque con los casos que tenemos hoy en día, que están controlados, estaríamos en un nivel medio. «Las normas las cambian arbitrariamente, la Xunta o el comité clínico y por eso estamos estupefactos con todos los problemas económicos de empleados que nos ha acarreado este cambio». Afirma que muchos restaurantes que estuvieron cerrados decidieron volver a abrir en Semana Santa y sacar a sus empleados de los ertes y han tenido que volver a cerrar.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Tags
Comentarios

Las restricciones sanitarias hunden a la hostelería de Baiona en Semana Santa