El vehículo autónomo más barato

Luis Carlos Llera Llorente
luis carlos llera VIGO / LA VOZ

A GUARDA

Cedida

Un ingeniero de A Guarda desarrolla para Selmark un dispositivo capaz de portar 100 kilos por unos 5.000 euros

07 nov 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Tirar del carro es cansado y puede originar lesiones laborales. Dos jóvenes emprendedores de A Guarda y A Coruña se han propuesto poner fin a los riesgos físicos que entraña cargar con pesos y han diseñado un vehículo autónomo para el desplazamiento de mercancías en fábricas y naves: el EXO1. Ya tienen el prototipo y esperan comercializarlo el año que viene. Antes desarrollaron drones propulsados y con notable éxito.

La idea surgió porque la empresa viguesa de lencería Selmark lanzó un reto a los inventores para diseñar un sistema que evitase los desplazamientos manuales de carros cargados con productos o herramientas. Pablo Woodward, emprendedor e ingeniero industrial de A Guarda con apellido de periodista de investigación del caso Watergate, Pablo Woodward, quiso asumir el reto en compañía de su compañero Bernabé Puente. Woodward es ingeniero de Imagina Ingenio y CEO de Sequentur, y Puente, ingeniero de software, trabaja en Inditex y conoce bien las necesidades logísticas que tiene una gran empresa textil.

Selmark planteó como reto reducir los excesivos recorridos de los operarios de almacén desde la zona de preparación de pedidos (picking) a la de expediciones, donde se sirve el producto terminado. El picking, que otras veces se denomina pick and pack, hace referencia al método de preparación de pedidos que, utilizando un número mínimo de pasos, consigue agilizar el proceso. En esencia, esta estrategia requiere recoger el pedido del cliente en el almacén, embalarlo y programar el envío. Busca facilitar la identificación de los bienes y su localización de forma específica dentro del almacén. Eso permite a los preparadores de pedidos recoger rápidamente los artículos que se necesitan para completar una orden. Pero, a veces, cuando se produce un aumento de productos demandados, se requiere mucha mano de obra que incrementa los costes de las operaciones, afectando a los márgenes. Por ello la empresa de lencería, que cuenta con mucha superficie, quiere mejorar la gestión del espacio disponible.

En Selmark, «debido a las características de nuestro almacén de techos bajos y gran longitud, desde las zonas de ubicación de diferentes colecciones, donde se realiza el picking, hasta la de expedición existen grandes recorridos. No aportan valor y son realizados por operarios y operarias que empujan el carro con las cajas apiladas, consumiendo su energía innecesariamente, llegando a alcanzar los 50 metros de desplazamiento», señalan en la empresa textil.

Por ello, la idea de Selmark es tener un sistema que ayude al operario ergonómica y físicamente, maximizar el uso del espacio del almacén, minimizando los procesos de reubicación y reduciendo los desplazamientos innecesarios. Selmark pedía un vehículo que pudiese mover 30 kilos y el invento desarrollado por Pablo Woodward permite desplazar hasta 100. Pero la gran ventaja, según explica, es que «los AGV (robots que son vehículo autónomo) suelen costar entre 20.000 y 30.000 euros. El nuestro saldría mucho más barato, en torno a 4.000 o 5.000 euros», asegura.

Este sector está en crecimiento y ha aumentado más de un 9 % este año. «En todo el mundo la fabricación de vehículos no tripulados AGV facturó 1.830 millones de euros», dice Woodward, que señala que el EXO1 puede usarse en cualquier empresa del sector textil, de automoción o de recambios. Este emprendedor ya tiene experiencia en otro tipo de artilugios no tripulados y ha diseñado grandes drones a través de su compañía Wuavdrones con la que ganó un premio de innovación en Santander en el 2015.

El vehículo autónomo diseñado por estos ingenieros gallegos puede ajustar su capacidad de carga y está lleno de sensores. Gracias a ellos puede hacer un seguimiento a lo largo de bandas magnéticas. Tiene una cámara de infrarrojos incorporada y detecta los obstáculos para sortearlos. Las baterías del vehículo autónomo EXO1 se recargan automáticamente. Sus inventores propician además una reducción del 30 % en los metros recorridos en planta y el coste por hora en operaciones logísticas que no aportan valor añadido.