Ester Navarrete, la maternidad como gran impulso

x.r.c. VIGO

VIGO

navarrete.ester
ester santi m. amil

Vuelve a la selección española, bate el récord gallego de 10.000 metros y gana el autonómico de cros tras parar un año para alumbrar a Isco

11 may 2022 . Actualizado a las 10:59 h.

La mamá de Isco tiene superpoderes. Ester Navarrete paró durante un año para dedicarse en cuerpo y alma a la gestación y al nacimiento de su hijo, que el domingo cumple 15 meses, pero desde su regreso, la atleta viguesa, de 32 años, ha enseñado lo mejor de su repertorio. Ganó el siempre exigente Gallego de cros, batió el récord gallego de los 10.000 metros y a finales de mayo estará con la selección española en la Copa del Europa para correr la distancia más larga de la pista. El pasado fin de semana fue quinta en el Estatal de 10 kilómetros en ruta celebrado en O Barco. «Están saliendo las cosas bien. Hubo momentos duros, pero que sirven para valorar los otros», comenta.

Ester no fue una de esas embarazadas que podían entrenar hasta el último momento, sino todo lo contrario. «El primer mes seguí corriendo, pero enseguida tuve problemas fisiológicos, así que bajé la intensidad del todo y me dediqué exclusivamente a mí y a mi hijo, que era lo más importante en ese momento», rememora la atleta viguesa, que durante muchos meses tuvo en las caminatas su principal relación con el mundo del deporte.

Cuando Isco vino al mundo, Ester ya tenía en la mente volver, pero su entrenador y su entorno le aconsejaron prudencia. «Me dijeron: ‘Ester, tranquila. Si quieres volver, tienes que ir poco a poco, porque el cuerpo no le responde a cada uno de la misma manera, esto no son matemáticas'». El mensaje caló en la atleta del FC Barcelona, que sin ninguna prisa, comenzó a meterle kilómetros y series cada vez más rápidas a su entrenamiento diario. «Poco a poco, volví a coger los ritmos que tenía antes del embarazo y comencé a responder muy bien a todo», comenta mientras precisa que se cuida igual que antes en todos los aspectos, salvo en el descanso, pro el momento imposible con un hijo de 14 meses en casa. «La vida te cambia en el aspecto personal, pero en el resto voy haciendo lo mismo». Eso sí, se ve más madura y con más experiencia en lo deportivo «y eso ayuda bastante».