El Val Miñor, líder de los mortales

Solo Celta y Deportivo superan al club nigranés en División de Honor Juvenil


Vigo

Celta, Deportivo... y Val Miñor. El equipo nigranés vive su séptima temporada en División de Honor, donde debutó en el 2014 y, tras trece jornadas disputadas, es tercero en la tabla, el mejor equipo quitando a los dos grandes dominadores del fútbol base gallego. Su técnico, Alejandro Villar, insiste en que «no es para tanto» porque «espectacular sería estar por encima» de célticos y blanquiazules. Pero también admite que no esperaba ver a su equipo a estas alturas en una posición tan cómoda.

Balance

El único equipo que ha puntuado con los dos grandes

El Val Miñor lleva seis victorias, cinco empates y solo dos derrotas en las trece primeras jornadas. Es el único equipo que ha puntuado ante los dos primeros clasificados, en los dos casos empatando en su campo, Condomínguez. Pero Villar le da la vuelta: «Son dos puntos de doce. Quizá sea lo más llamativo, pero todos los años hacemos algún partido así, de quitarles puntos a los grandes», indica en referencia a que ya se han enfrentado a ambos tanto en la ida como en la vuelta. Y añade: «La clasificación te pone ahí, pero no es para tanto».

El equipo

Un grupo nutrido de jugadores de último año

Las edades de los integrantes suelen ser un factor clave en los equipos juveniles. En el caso del Val Miñor de esta temporada, tienen un bloque de juveniles de último año. «Nunca habíamos tenido un equipo tan mayor. Siempre había bastantes de primer y segundo año, mientras que ahora suelen estar en el campo dos o tres que no son del último año», explica Villar. Además, continuaban respecto al curso pasado el portero y defensas, lo que les dejaba «armados atrás».

Evolución

Sólidos en defensa y de menos a más en ataque

La continuidad en la zaga hizo que el equipo se mostrara muy sólido defensivamente ya desde el inicio de liga. De hecho, han encajado doce goles en trece partidos, solo uno más que el Deportivo en 12 y cuatro más que el Celta en 11; todos los demás equipos empeoran sus números. Sin embargo, el preparador nigranés señala que arriba les costaba más al principio y que han ido creciendo. «En ataque empezamos normalitos y ahora estamos yendo a más. La solidez en defensa desde el principio venía dada por los chavales que repetían», precisa.

La liga

Una liga corta donde pagas cualquier error

La pandemia ha propiciado un sistema de competición «de circunstancias» que a Villar no le convence en absoluto. En esta primera fase compiten solo con conjuntos gallegos y considera que el nivel puede haberse visto afectado. «Si quitas a los mejores asturianos, baja un pelín», comenta. Ve al resto de equipos más o menos donde esperaba. «Quizá la mayor sorpresa es que nosotros estemos por encima del Lugo, que tiene buenos jugadores y hace buen fútbol. Pero la diferencia es pequeña», comenta. En concreto, seis puntos, aunque los lucenses llevan un partido menos.

Expectativas

Mantenerse y disfrutar en la segunda fase

Cuando habla del sistema de competición, el entrenador recalca que «cuanto más corta es la liga, más riesgo asumes» y que además estaba establecido que si se jugaba más de un 60 % habría ascensos y descensos. Ellos, que se enfrentaban pronto a los dominadores, lo veían especialmente injusto. Pero con la clasificación actual pueden respirar tranquilos. «Creo que prácticamente está garantizado meternos en esos cinco primeros. Faltan unos puntitos más y a partir de ahí, disfrutar de lo que estamos haciendo», indica. Podían tener algún punto más de empates donde fueron superiores, pero también sacaron algún punto menos merecido. «Al final, la liga siempre compensa una cosa con otra», sentencia.

Actitud

Entrenando con «unas ganas tremendas»

El pasado fin de semana, el Val Miñor sacó un punto ante el Deportivo, pero pudo ganarle. «En la segunda parte les tuvimos atrás y conseguimos crearles muchas ocasiones. La sensación fue de mucha superioridad, de tener al rival sometido», analiza. Los pocos que estaban, directivos y algún ojeador, salieron «alucinados» porque el equipo estuvo «muy, muy bien», aunque no olvida que los coruñeses tuvieron un par de contras para haberse llevado el partido. Finalmente, un empate que hace que los miñoranos estén «en una nube». «Ahora mismo están tocados por una varita. Los ves entrenando con unas ganas tremendas», destaca su técnico.

Pandemia

Una temporada marcada por protocolos y suspensiones

El Val Miñor es hasta ahora uno de los dos equipos de su liga que han jugado todos los partidos, aunque todo apunta a que el del próximo fin de semana contra el Ural, que está confinado, puede ser el primero que se les aplace. «Es una lotería. Estamos haciendo las cosas bien y los contagios que ha habido en el club han sido fuera. Aunque sigas los protocolos como lo hacemos, salta en cualquier momento», lamenta.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Val Miñor, líder de los mortales