Carlos Príncipe y el presidente de PSA presentan a Felipe González el plan de inversión en España

El presidente del Gobierno prometió toda la ayuda posible a la planta de Balaídos


El presidente del Gobierno, Felipe González, prometía, el 1 de febrero de 1995, al presidente del grupo PSA, Jacques Calvet, que el Gobierno otorgará toda la ayuda posible, en el marco de la normativa comunitaria, al nuevo proyecto inversor de Citroën en España. El proyecto incluía nuevas inversiones en la factoría de

Vigo para la fabricación de un nuevo modelo a partir de 1997. Se explicaba entonces que ese proyecto se añadiría a los 30.000 millones de pesetas que Citroën invertiría en su complejo vigués para la fabricación de un nuevo modelo de turismo.

Calvet, junto con el alcalde de Vigo, Carlos Príncipe, se entrevistó por espacio de una hora con el presidente del Gobierno para presentarle el nuevo proyecto inversor de Citroën en España y requerirle la articulación de ayudas públicas, que no podrán sobrepasar el 20 % del total de la inversión, según la normativa comunitaria de entonces.

Con anterioridad, Calvet se entrevistó con el ministro de Industria, Juan Manuel Eguiagaray. En ambos casos «he encontrado una acogida muy favorable del nuevo proyecto, ya que desean que Citroën haga esta inversión en España», aseguraba el presidente de la multinacional francesa.

Las nuevas inversiones serán de una cuantía importante, aunque algo menor que los 30.000 millones de pesetas ya aprobados para el nuevo modelo. Calvet requirió a Felipe González una respuesta rápida, en uno o dos meses, sobre las ayudas que el Gobierno está dispuesto a otorgar, para que el grupo PSA pueda definir sus planes.

El nuevo proyecto de Citroën para España no supondría un aumento de las plantilla de 6.000 trabajadores de la factoría viguesa, aunque sí garantizaría, según se explicaba, su mantenimiento, frente a los ajustes realizados en otros centros productivos, según manifestó Calvet. No obstante, un proyecto de tal envergadura generaría puestos de trabajo indirectos para las industrias auxiliares que nacen al calor de las nuevas actividades, recalcaba el alcalde de Vigo, Carlos González Príncipe.

Además, Calvet anunciaba la presentación al ministro de Industria de otro plan inversor del grupo PSA para la fabricación de un nuevo modelo en la factoría de Peugeot en Villaverde (Madrid). «Si Felipe González tiene la amabilidad de recibirme, le explicaré más adelante este plan; se trata de un modelo solo producido en Villaverde y no en las otras fábricas de la compañía», explicó el presidente del grupo.

Por su parte, el alcalde de Vigo, Carlos Príncipe, subrayaba la importancia del nuevo proyecto inversor para la ciudad, cuyo producto interior bruto dependía en un 30 % de la factoría de Citroén Hispania, directa o indirectamente.

«Es una buena noticia para todos y agradezco al presidente del Gobierno que haya sintonizado plenamente con este proyecto industrial, cuyas ayudas ha considerado estratégicas», añadió el regidor vigués.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Carlos Príncipe y el presidente de PSA presentan a Felipe González el plan de inversión en España