Andrea Llovo, el oro del empeño

Xosé Ramón Castro
x.r.c. VIGO

VIGO

Oscar Vázquez

La viguesa ganó el nacional absoluto en un año con problemas para entrenar y después de quedarse fuera del estatal en su primer curso sénior

11 dic 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Ocho saltos, tres piruetas, dos líneas de pasos, cuatro minutos y medio de programa largo y una medalla de oro en el Campeonato de España absoluto de patinaje artístico individual. Así se resume el éxito de la viguesa Andrea Llovo, que a sus 20 años consiguió su primer título de campeona de España.

El cetro es la recompensa a 10 años en un deporte cargado de sacrificios y de horas de entrenamiento (10 a la semana solo de pista, además de preparación física, flexibilidad y baile, entre otros aspectos). «A los 10 años comencé en el cole, en Maristas, como una actividad extraescolar, y luego ya me pasé al club», comenta mientras precisa que «fui porque mis amigas patinaban y entonces me apunté. Nunca había patinado, hacía baile». Desde que se calzó los patines siempre estuvo bajo la dirección de Manuel Feijoo, que en esta ocasión contó con la ayuda de Llorenç Álvarez, un patinador catalán que fue el encargado de montar la coreografía.

El éxito le llegó a la viguesa en una situación complicada por la pandemia, aunque tuvo la fortuna de poder entrenar en el CGTD en Pontevedra. También con una premura de tiempo, ya que hasta última hora estuvieron en el limbo todos los campeonatos. Sin embargo, en Cunit todo funcionó. «Lo hice bien, con algún fallo, pero bien para lo que había entrenado, y había bastante nivel». Por encima fue la primera en salir -lo que siempre es un hándicap para la puntuación de los jueces- y tuvo que esperar pacientemente hasta el final para verse con el oro al cuello. Nadie pudo superar los 54,75 puntos de su actuación.