El Meixoeiro prepara un plan para controlar a los usuarios de residencias

Los geriatras establecerán canales para coordinarse con los médicos de los centros


Vigo / la voz

La epidemia de coronavirus ha puesto de manifiesto que los centros de mayores y el sistema sanitario necesitan una mayor conexión. La incidencia del coronavirus en las residencias empezó a doblegarse cuando intervino el hospital. Por eso, el servicio de geriatría del área sanitaria de Vigo ya trabaja en un proyecto para hacer un seguimiento más estrecho de los usuarios de las residencias, más allá del covid-19. «Toda esta crisis ha puesto de manifiesto de forma muy violenta que debemos coordinarnos», dice el jefe de servicio, Carlos Rodríguez Pascual.

Los geriatras del hospital quieren anticiparse a los problemas que puedan tener los ancianos para evitar que acudan a urgencias del hospital ya deteriorados. En los pacientes crónicos, como son la mayoría de los ancianos, se pueden intuir descompensaciones de sus enfermedades de base cuando empiezan a dar los primeros signos, pero en muchas ocasiones los médicos de las residencias no tienen mayor contacto con el hospital que la derivación de un usuario a urgencias. «Si nos pueden llamar o escribir un correo electrónico, a veces podremos tomar decisiones o bien acudir a las residencias nosotros mismos, y que eso sirva para atajar la crisis antes de que el paciente tenga que acudir a urgencias; necesitamos canales de atención rápida», detalla.

No significa que los usuarios nunca vayan a ir al hospital, sino que se tratará de que reciban una atención más personalizada, dirigirlos a una consulta o al hospital de día para evitar ingresos hospitalarios que se producen cuando la recaída que sufre el anciano está en una fase más avanzada. Los problemas de salud siempre se solucionan de manera más eficaz si se abordan temprano.

Ese proyecto se desarrollará a lo largo de este año. Contempla reuniones periódicas entre el servicio de geriatría del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo (Chuvi), con base en el Meixoeiro, los médicos de las residencias y los de atención primaria. No es solamente que los doctores de las residencias hagan consultas puntuales al hospital, sino que se establezca un plan para cada paciente y una comunicación permanente que mejore la calidad de vida de los usuarios.

Carlos Rodríguez Pascual incluso ve deseable que los médicos de las residencias y los del Sergas puedan acceder a la misma historia clínica. La herramienta de los hospitales y centros de salud, el Ianus, se ha revelado como un arma clave en la asistencia sanitaria desde que se empezó a implantar hace unos quince años. Pero los médicos de los centros de mayores, que están con ellos a diario, no pueden acceder al historial clínico. Aunque es un tema complejo porque la legislación sobre la confidencialidad de datos personales es muy estricta.

La idea no es nueva. Hace un año y medio, el jefe de geriatría del Meixoeiro ya avanzaba en una entrevista en La Voz que apostaba por establecer una relación estrecha con las residencias de ancianos para «establecer un plan previo individualizado para cada paciente». La crisis del covid-19 ha hecho que esa idea se convierta en una necesidad perentoria. «El coronavirus ya está desapareciendo, pero los pacientes siguen teniendo problemas de salud», dice, «y actualmente todos los días estamos comentando casos de pacientes con los médicos de residencias».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Meixoeiro prepara un plan para controlar a los usuarios de residencias