La natación, confinada y tocada

Pese a que el agua clorada reduce el riesgo, los clubes no pueden volver porque dependen de Concellos y concesionarias, salvo el Náutico, que con piscina propia debe ser el primero


vigo

Los clubes de natación siguen en proceso de confinamiento pese a que un estudio indica que el agua clorada y la salada reducen de un modo drástico el riesgo de contagio. La mayoría de las entidades dependen de Concellos e incluso de concesionarias, y pese a pagar meses por adelantado (el caso del Rías Baixas), no tienen una fecha para volver, aunque se barrunta la del 8 de junio, en el arranque de la fase 3. Antes, debería echarse al agua el Náutico de Vigo, el único que cuenta con una piscina propia: podría ser el día 25 de mayo. Mientras, todos mantienen los entrenamientos en seco y el Ponteareas se ha decantado por las aguas abiertas en el Tea y el Miño.

NAÚTICO DE VIGO

Contar con una piscina propia puede adelantar un poco el regreso

Contar con una instalación propia es el mejor aval para que los nadadores del Náutico de Vigo puedan volver al agua. Pendiente de confirmación, la fecha que se baraja es la del 25 de mayo, el mismo día del arranque de la fase 2 (si se cumplen las exigencias). «Se habla de esa fecha, pero no sé en qué condiciones ni si solo gimnasio o piscina, porque no está claro el aforo. Nosotros tenemos que aprovechar que tenemos piscina propia», comenta el entrenador Sergio Sierra, que hoy tiene una reunión con la directiva del club para conocer más detalles.

Con respecto a la famosa distancia social, Sierra recuerda la existencia de un informe en donde se indica que «en las aguas tratadas con cloro e incluso en la del mar las distancias ya no eran tan preocupantes». Su esperanza es que pueda tener a más de un nadador por calle «pero la verdad es que no lo sé, está todo bastante en el aire». Mientras se aclara el panorama, el técnico apuesta por los entrenamientos en seco: correr y trabajo físico, «lo de nadar yo no se lo recomendaré hasta este sábado porque los hombros de los nadadores son bastante delicados y se los estamos preparando aún». Llevan parados desde el 14 de marzo, una eternidad en su deporte.

CN PONTEAREAS

Depende de la empresa concesionaria y por ahora entrena en aguas abiertas

El Club Natación Ponteareas es el usuario (de dos calles) de una piscina de titularidad municipal gestionada por una empresa (que lleva todo el complejo deportivo Álvaro Pino). «Nós dependemos de que a empresa abra, porque o concello a ten concedida. A nosa situación é complicada como a da maioría dos clubes de Galicia. Hai que buscar un equilibrio e ver como podemos facer, pero a verdade é que a situación é preocupante. Creo que non se pensa moito en nós (en el sector de la natación)», comenta Andrés Carrera, presidente y entrenador.

Carrera no tiene información oficial de cuándo podrán comenzar a entrenar en la piscina. La fecha más oída es el 8 de junio coincidiendo con la fase 3. En cuanto a los protocolos, «fálase de delimitación por rúas, nalgúns sitios falan de poñer dous nadadoras na mesma se son da mesma familia...» .

Mientras todo se aclara, el CN Ponteareas está utilizando las aguas del río Tea, en la playa fluvial de A Freixa, o el Miño a su paso por Salvaterra para poder entrenar tomando contacto con el agua dos meses después. Las únicas competiciones que se podrán hacer, y con limitaciones, serán en aguas abiertas.

cn rías baixas

Pagar el alquiler por adelantado y sin fecha para volver a la piscina de Teis

«Esperamos reanudar la actividad cuanto antes porque el agua del mar y de las piscinas es menos infecciosa que otras situaciones. Nuestro futuro depende de lo que diga del Concello de Vigo y por otro de la empresa que lleva la concesión», señala Quique Pérez, el entrenador del club que practica en la piscina de Teis.

El suyo, además, es un caso peculiar, porque pese a llevar más de dos meses cerrados pagaron el cuatrimestre por adelantado y ahora necesitan un guiño del Concello para recuperar el dinero. «Nosotros pagamos cada cuatro meses, tres veces al año, y pagamos por anticipado porque así nos hacen una rebaja, pero ya hemos pagado el siguiente cuatrimestre», dice el Rías Baixas, que tiene la esperanza de que ese dinero sea condonado. «El objetivo es intentar que el palo económico sea lo menor posible». En el Rías tampoco hay fecha concreta para el regreso pero el día 8 de junio es la que más suena. «El Concello depende de la directrices del gobierno, y por otro lado está la concesionaria que mirará que le merezca la pena abrir y eso nos deja a nosotros en tierra de nadie. Es una situación muy compleja porque dependemos de varias partes», dice Enrique Pérez. Da por hecho que el acceso sería limitado.

CLUB NATACIÓN MOS

A expensas del Concello en una piscina de titularidad municipal

El Club Natación Mos utiliza una piscina municipal sin empresa concesionaria de por medio, ya que la explotación es del consistorio. La entidad, que todavía mantuvo un contacto con el Concello esta semana, asegura que no tiene ninguna fecha para la vuelta «porque dependemos todos mucho de lo que venga desde arriba», comenta Adrián Trillo, directivo del CN Mos, pero del mismo modo también piensa que en la fase 3 podrían regresar «pero sería con muy pocos niños, igual uno por calle. Creo que para entrenar con normalidad van a pasar muchos meses».

No esconde Trillo que su deporte, y otras disciplinas, pueden quedar erosionadas por las restricciones. «La base va a salir tocada y eso va a producir falta de captación del deporte en general». Igual que el Náutico, por el momento sus deportistas hacen trabajo en seco «porque en Mos no tenemos espacios abiertos en donde se pueda nadar y en la fase 1 no se puede hacer deporte fuera del municipio. En casa hacemos rutinas para no perder la forma pero al fin y al cabo necesitan agua para recuperar las sensaciones».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La natación, confinada y tocada