La Xunta confía en la intermodal y la Cidade da Xustiza para el año electoral

Los Orzamentos 2020 prevén el final de las obras de los nuevos juzgados


Vigo / la voz

Alberto Núñez Feijoo se juega el gobierno de Galicia en las elecciones del próximo año y la batalla de Vigo es fundamental para decantar el resultado de las urnas. El PP confía en que Feijoo vuelva a imponerse en la ciudad, como ha hecho desde que en el 2009 accedió a la presidencia, y sus principales armas, a través de los presupuestos de la comunidad autónoma para el próximo año, son el remate de las obras de la Cidade da Xustiza-Ciudad de la Justicia en el viejo Hospital Xeral y la adaptación de la estación del tren de Urzaiz para incorporar autobuses, unidos, como siempre, al gasto en sanidad, que sigue en términos expansivos.

La Cidade da Xustiza se ha encarecido más de lo que se esperaba. Este año debían terminar las obras con un gasto de menos de tres millones, según los presupuestos de la Xunta para este año. Pero finalmente harán falta 15,7 millones y se mantiene el plazo de finalizar la reforma del edificio en agosto del 2020. Son dos millones al mes. Si todo va según esos planes y Feijoo mantiene la fecha de las elecciones en otoño, la obra del viejo Xeral estará terminada.

En cuanto a la estación intermodal, es la más cara de las terminales de este tipo en Galicia. El proyecto de Orzamentos 2020 que el conselleiro de Facenda entregó este sábado al presidente del Parlamento prevé 8,1 millones el próximo año para las obras de la estación y de sus accesos, que terminarían un año después con otros diez millones.

En las dos obras, la Xunta ordenó colocar recientemente letreros gigantes de color azul con su logotipo.

Claro que el principal gasto de la Xunta en cualquier ciudad es el sanitario. En el caso de Vigo, no solo es el mayor gasto sino también el principal capítulo de inversiones. Aunque esto se debe a una cuestión contable. Mientras se construía el Álvaro Cunqueiro (2011-2015), el Gobierno gallego no puso ni un euro. Lo asumió todo la empresa que la construyó. Durante los veinte años siguientes la Xunta tiene que hacerle dos pagos a esta sociedad: por una parte, devolverle los gastos de la construcción con intereses; y por otra, pagarle por la gestión de los servicios no clínicos que tiene en sus manos. Desde el punto de vista contable, la primera parte es una inversión. En concreto, en el año 2020 serán 39,2 millones. Por la gestión de los servicios no clínicos el Sergas paga 30,9 millones. Por tanto, son 70,1 millones al año que el Sergas paga a Sociedade Concesionaria Novo Hospital de Vigo, formada por Acciona, Puentes y Calzadas, Veolia y RiverRock.

Pero no es el único gasto en sanidad. También hay dos partidas para obras y equipamientos, que suman 4,6 millones, y que se corresponden en parte con la reforma del Hospital Meixoeiro, donde se están mejorando la unidad de mama y la de radioterapia; así como los 7 millones de los cambios de las fachadas. Hay también una reserva de 1,2 millones para el centro de salud de Bouzas, cuya construcción todavía no se ha adjudicado y que, en el mejor de los casos, llegará en obras a las elecciones autonómicas. El Sergas también recoge un millón de euros para mejorar el firme y la accesibilidad en centros de salud de Vigo.

Prevé también hacer el proyecto del centro integral de salud Olimpia Valencia en los actuales juzgados, que la delegada de la Xunta en la ciudad, Corina Porro, anunció el viernes y que conllevaría el cierre de los ambulatorios de López Mora y Nicolás Peña. Para él se consignan 150.000 euros que no pueden dar para más que un proyecto. En cualquier caso, estaría condicionado al traslado definitivo de los juzgados actuales al Xeral.

Albergue del Camino y Navia

Hay otras partidas importantes. Una es el albergue de peregrinos de O Berbés, que se debería finalizar también el próximo año gracias a un gasto de 750.000 euros. La construcción del albergue no evitará que los peregrinos sigan perdiéndose a su paso por Vigo, porque el Concello no ha señalizado todavía el Camino, pese al compromiso del alcalde.

También es significativa la inversión de seis millones de euros que el Ejecutivo de Feijoo quiere acometer en la ampliación del polígono de Navia, donde planea construir 1.600 viviendas. Claro que esta es una obra que se retrasa desde hace años. Ya aparecía en las cuentas de la comunidad autónoma para este año, con el objetivo de finalizarlas en el 2021. No se ha hecho nada. El gobierno local de Abel Caballero aún no ha dado su visto bueno al proyecto y, de momento, no es más que un proyecto. Habrá que ver si el 2020 lo acerca a la realidad. Hay otros 5,5 millones para vivienda protegida, que son 26 pisos en Canicouva y 36 en Ignacio Grobas.

La Xunta celebró que los presupuestos recogen los «os grandes compromisos do presidente Feijoo con Vigo», según la delegada del Gobierno para Vigo y su área metropolitana, Corina Porro, que también preside la gestora local del PP.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La Xunta confía en la intermodal y la Cidade da Xustiza para el año electoral