Un tiburón azul en Toralla

Alejandra Pascual Santiago
Alejandra Pascual VIGO / LA VOZ

VIGO

Alejandra Pascual

El ejemplar, de unos 70 centímetros, aparece en la playa muerto

03 sep 2019 . Actualizado a las 13:05 h.

No es habitual disfrutar plácidamente de un día de playa y, de repente, toparse en el agua con un tiburón azul. Eso es lo que les ocurrió ayer en Toralla a unos cuantos bañistas. Descubrieron un ejemplar de tintorera con más sorpresa que miedo... entre otras razones, porque era joven y estaba muerto. El revuelo que se armó en el arenal vigués fue inmediato.

El tiburón medía unos 70 centímetros de longitud y fue localizado en el agua a primera hora de la tarde por una mujer. Luego, otras personas presentes en la playa se interesaron por el hallazgo y aprovecharon, incluso, para sacarse fotografías de recuerdo con la quenlla. Unas jóvenes llamaron por teléfono a la Policía Local para informar. Paula Rozas y Marta Rodríguez, junto a otros acompañantes, depositaron el animal en la orilla, con la esperanza de que acudiese la unidad medioambiental del 092 a hacerse cargo.

El nombre científico de este escualo es Prionace glauca. Suele recorrer grandes distancias en busca de alimento, básicamente peces. Lo normal es que estén por fuera de la rías. Y no es nada habitual que muerda a un humano. Solo es peligroso si alcanza su madurez y, además, descubre sangre por heridas, explican los expertos. Un ejemplar adulto llega a los 2,5 metros y pesa entre 80 y 90 kilos. Su carne es cada vez más preciada y se ha hecho un hueco habitual en las estanterías de las pescaderías.