La danza urbana pide un empujón

Las escuelas de Vigo Arte&Danza y Dance Academy, seleccionadas para la competición internacional que se celebra este año en Inglaterra, trabajan ahora para reunir fondos y poder asistir al evento


vigo / la voz

El próximo 22 de agosto comienza el UDO World Street Dance Championships. El evento de danza urbana más importante del mundo se celebra este año en Blackpool, localidad costera al noreste de Manchester, y en la edición hay dos escuelas de Vigo seleccionadas. Arte&Danza y Dance Academy lograron plaza para la competición a las que acuden representantes de más de 35 países y su sueño es poder asistir. Por eso, desde que lograron su clasificación el pasado junio en Tui, en el Trofeo de Hip Hop de la Eurocidade válido la clasificación de deportistas de España y Portugal, su empeño está puesto ahora en recabar la financiación necesaria.

Para Arte & Danza es la primera vez. Llevan en total a 16 niños, cinco del grupo infantil llamado King Kong, y once del juvenil, que se autodenominan Wokavis. Belén Casal, profesora de danza urbana y contemporánea del centro que dirige Diego Lago, explica que solo la inscripción por cada bailarín asciende a cien euros y a ello hay que añadirle el coste del viaje. En su caso, un vuelo Vigo, Barcelona, Manchester para la ida, y un Manchester, Madrid Santiago para la vuelta, al que se suma alojamiento comida. El mejor presupuesto que han encontrado ronda los 700 euros por persona. Es decir que el presupuesto global ronda los 10.000 euros.

Manuel Suárez coordina a los bailarines de Dance Academy. Esta escuela, que ya estuvo en el certamen de hip-hop haciendo un destacado papel el año pasado, el importe es mucho mayor, ya que son 56 los bailarines clasificados.

Tanto unos como otros se han puesto en marcha desde que fueron seleccionados, para reunir todo el dinero que puedan con este objetivo. Lo primero que hicieron fue vender rifas. Las chicas de Arte & Danza, además, suman recaudación en las fiestas que se celebran por Vigo estos días y mercados como el de Teis, donde además, actuaron.

Su modus operandi es pedir permiso a los organizadores de los eventos (desde colegios a comisiones vecinales y festivales) para poder colocar un puesto en el que venden dulces caseros, pulseras y llaveros. Al SeaFest no pudieron asistir porque tenían que pagar para hacerse allí un hueco y del Marisquiño esperan respuesta. También la del Concello de Vigo. Ayer tuvieron una reunión y están muy esperanzadas. Aún no saben qué tipo de ayuda obtendrán, pero creen que sí contarán con respaldo municipal para una parte de los gastos que les esperan. 

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La danza urbana pide un empujón