El PP ve tambalearse el poder que le queda en el área de Vigo

Sí se afianzan en los concellos que gobierna y son más rurales


Vigo / la voz

La caída a los infiernos del Partida Popular en el contexto nacional ha puesto las orejas de punta a los candidatos que optan a las alcaldías en 27 días. En el área de Vigo sobran motivos para la zozobra en las filas conservadoras, sobre todo cuanto más urbano es el ayuntamiento. Esa es la conclusión que se obtiene al analizar los resultados del 28-A para extrapolarlos a los comicios municipales que están por llegar. Y es que los populares, según una extrapolación que no debe tomarse al pie de la letra pero que sí fija tendencias, ven tambalear su cuota de poder en las alcaldías que tienen desde el 2015.

Redondela, Mos y Baiona son los ejemplos más caros. En el primero, su alcalde, Javier Bas, se hizo con el bastón de mando hace cuatro años con 6.047 votos, que implicaron 9 concejales. Con los resultados del domingo perdería la alcaldía. El PP cayó a 3.891 apoyos, mientras que el PSOE fue la fuerza más votada con 6.558, lo que equivaldría al 40,9 % del censo y 9 ediles. En Común, con 3.908 votos, obtendría el 24,25 % y cinco concejales, mientras que el PP acaba relegado a la tercera fuerza con el 24,14 % y 5 cinco representante en la corporación. Ciudadanos, con 1.602 votos, entraría en el equipo de gobierno con dos ediles.

La caída del PP también resulta significativa en Mos, donde gobierna desde el 2015. Si hace cuatro años, en las municipales, la candidata popular, Nidia Arévalo, obtuvo 3.747 votos, el domingo, su partido fue segunda fuerza con 2.310 (el 24,68 % del censo electoral). El PSOE fue primera con 3.133 votos (33,48 %) y En Común, tercera fuerza con 1.842 (19,68 %). Ciudadanos se llevó 941 papeletas. En el contexto de unas municipales, dichos resultados darían seis ediles a los socialistas, cinco al PP, cuatro a En Común y dos a Ciudadanos, que entraría en una corporación que pasaría a ser gobernada por el PSOE con la ayuda de En Común.

En Baiona, otro feudo de los populares desde hace años, la tendencia de voto ha variado por muy poco. Concretamente por 44 votos. Y es que el PSOE se llevó 2.092 por los 2.048 del PP. En Común cosechó 1.366 y Ciudadanos, 1.030; Vox, quinta fuerza, obtuvo 459 papeletas. El PP, en el contexto de unas municipales, perdería la alcaldía gracias a la suma de 9 ediles del PSOE (6) y En Común (3) por los 8 que sumarían el PP (5), Ciudadanos (2) y VOX (1), que entraría en la corporación.

Situación contraria se daría en los concellos de menor población en los que gobierna el PP. A Cañiza sirve de ejemplo, ya que los populares han perdido votos, pero de forma moderada, pasando de 1.595 en el 2015 a 1.194 el domingo. En Soutomaior, por ejemplo, un pacto entre PSOE (1.093 votos), En Común (675) y BNG (662) sacaría de la alcaldía al PP (1.167), que sigue de fuerza más votada, igual que en Arbo, en donde sacó 721 papeletas frente a las 524 del PSOE, 159 de En Común y 112 de Ciudadanos. El PP también fue el más votado en As Neves (784), pero la suma de PSOE (714), En Común (293) y BNG (227) implicaría un cambio.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El PP ve tambalearse el poder que le queda en el área de Vigo