Condenan a la Xunta y al Concello de Vigo por proteger un yacimiento arqueológico

alejandro martínez VIGO / LA VOZ

VIGO

M.MORALEJO

El Tribunal Supremo no admite a trámite dos recursos de casación y ambas instituciones indemnizarán a una empresa con no menos de 500.000 euros por parar un edificio

04 mar 2019 . Actualizado a las 21:44 h.

Las administraciones públicas, en su obligación legal de proteger el patrimonio histórico, pueden provocar graves perjuicios económicos a empresas o particulares y después los jueces fallar en su contra. Es lo que le sucedió a la Xunta y al Concello de Vigo, que acaban de ver cómo se hace firme una sentencia que les obliga a indemnizar a una promotora por haberle parado durante doce años las obras de construcción de un edificio de cinco plantas para 25 viviendas y garajes en los números 39 y 41 de la calle Marqués de Valladares.

El fracaso del proyecto constructivo debido a la aparición de un importante yacimiento arqueológico llevó a la ruina a la empresa promotora, que no pudo pagar la financiación contratada y el BBVA acabó haciéndose con el solar.

La empresa recurrió a los tribunales y el fallo le dio la razón considerando que no tienen «el deber jurídico» de soportar las limitaciones al aprovechamiento de suelo que provocaron la aparición de los restos arqueológicos.