Deslumbrante Navidad anticipada en Vigo con el encendido de las luces

VIGO

Abel Caballero enciende las luces hablando en inglés, para que le entiendan también en el extranjero

22 oct 2019 . Actualizado a las 15:44 h.

Ya lucen nueve millones de lámparas led en Vigo. Miles de personas asistieron anoche a la inauguración de las luces de Navidad en la Porta do Sol en una noche cargada de sorpresas que terminó con un cañón lanzando nieve artificial. El tiempo fue un aliado.

Pese a que cayó un gran diluvio una hora antes, sobre las ocho y media de la tarde se cumplieron las previsiones y dejó de llover. «He firmado un decreto para que no llueva. No llovió porque la gente de Vigo puso todo el ánimo y todo el impulso, y no llovió»», bromeó el alcalde, Abel Caballero.

Una tirada de fuegos artificiales dio paso al momento en el que el regidor accionó el sistema por el que se encendieron las luces en 307 calles de la ciudad. Lo hizo después de una cuenta atrás que miles de personas siguieron con gran expectación. Todas las calles que confluyen en la Porta do Sol rebosaban de ciudadanos. Así cobró vida el gran árbol de Navidad que roba protagonismo al Sireno. Con sus 31 metros de altura es el más alto de las principales ciudades europeas, según presume el Concello.

El abeto iluminado asombró a los asistentes con sus miles de luminarias. Había muchos jóvenes y también familias con niños pequeños que no quisieron perderse este acontecimiento excepcional. Pero todavía quedaba una sorpresa. Al cabo de unos minutos, el alcalde anunció que las luces iban a apagarse. Y comenzó un espectáculo de luces sincronizadas con la música del villancico de John Lennon dibujando múltiples formas y resplandores de todos los colores que entusiasmaron a la gente. Cientos de teléfonos móviles captaron los siete minutos que duró el espectáculo y que se repitió posteriormente. La inmensa estructura metálica fue objeto además de cientos de selfies. Los ciudadanos pudieron acceder después al interior del árbol y observar atónitos el impresionante juego de luces desde ese punto de vista.

El acto del encendido de las luces de Navidad de Vigo fue retransmitido a través de siete pantallas gigantes instaladas en las inmediaciones porque el espacio central estaba abarrotado y muchas personas no pudieron acceder al mismo.

El alcalde transmitió a la multitud la idea de que la Navidad en Vigo aúna tradición con modernidad «al añadirle luces, color y fiesta». «En esta ciudad que sabe tanto de hacer automóviles, de construir buques, que pescar en todos los océanos, de una gran laboriosidad, también queremos incorporar la Navidad como una gran fiesta de Vigo», dijo a los asistentes.

«Very welcome, everybody here!

Abel Caballero acabó hablando en inglés para dirigirse a los turistas extranjeros y provocó muchos aplausos. «Welcome, everybody, here!», clamó. Cuando anunció las luces, el alcalde había dicho que Vigo superaría a la Navidad de Nueva York, Londres, París, Tokio y Berlín. La anécdota del evento fueron los continuos fallos de sonido que hacían que la voz del regidor saliera entrecortada y que este achacó a las «interferencias» debido a los medios de comunicación que hicieron retransmisiones en directo.

La jornada transcurrió sin incidencias. Tan solo se perdió una niña de seis años, pero pudo ser devuelta a sus padres en el punto de encuentro habilitado para este tipo de incidencias.