El asilo de Pi y Margall sigue abierto de par en par

El edificio en ruinas acoge a quince personas sin techo y es visitado por turistas ajenos al peligro


vigo / la voz

Transcurridos casi dos meses desde que se anunció el tapiado de los inmuebles abandonados del Barrio do Cura, de momento, el edificio más simbólico mantiene las puertas abiertas de par en par. Se trata del viejo asilo de Pi y Margall, en el que se refugian unas quince personas sin techo y al que los turistas acceden pensando que se van a encontrar una iglesia con obras de arte.

El cierre de las construcciones en ruinas no será más que el preámbulo de una gran operación urbanística que se retomará en breve tras años parada por múltiples motivos.

Los vecinos del entorno de Torrecedeira han solicitado el acondicionamiento de toda la zona del Barrio do Cura, incluido el asilo. Antes de tapiarlo, a cuya actuación no se oponen por el riesgo que supone en el estado actual, quieren que se busque una solución a los inquilinos sin techo que han hecho de ese inmueble su hogar. De lo contrario, dicen el problema se trasladará de un sitio a otro.

«Hay que buscar soluciones reales, ir dando pasos, unos a corto plazo y otros, a medio, como la construcción de viviendas sociales para las personas sin recursos», indica Fiz Axeitos, portavoz de la asociación de vecinos del Casco Vello.

De momento han interrumpido hasta septiembre las movilizaciones para la mejora del entono de Torrecedeira ante la petición del Concello de le concedan un tiempo razonable que permita ejecutar algunas reformas. Fiz detecta que en la actualidad hay menos presencia de personas sin techo en ese entorno, porque en verano se van más a las zonas turísticas. «No se trata, dice, de poner más farolas, sino de mantener las que hay, algunas de ellas tapadas por las ramas de los árboles», cita, por poner un ejemplo de descuido.

La mayor presencia policial, puesta en marcha tras las protestas vecinales, se mantienen en la actualidad. También ha mejorado la limpieza en la calle Torrecedeira, no tanto en otras del entorno, según observan los vecinos. Confían en que de aquí a septiembre la situación haya mejorado, coincidiendo con el inicio del curso en los centros de la zona.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Tags
Comentarios

El asilo de Pi y Margall sigue abierto de par en par