La ampliación de la AP-9 amenaza el castillo de Rande, cubierto de maleza

Los vecinos instan a su conservación y AGE pregunta qué se piensa hacer

Los restos del castillo bajo el puente están ocultos por la maleza.
Los restos del castillo bajo el puente están ocultos por la maleza.

redondela / la voz

La fortaleza de Rande, construida en el siglo XVII y uno de los lugares emblemáticos de la historia de Galicia, está cubierta por la maleza y presenta un deficiente estado de conservación. Las fuertes lluvias han provocado el crecimiento de la vegetación salvaje que cubre por completo las ruinas.

La Asociación Cultural de Rande reclama que se pongan en valor estos restos antes de que sea demasiado tarde. Juan José Comesaña, presidente de la entidad, recuerda que cuando se abrió el Museo Meirande había intención de musealizar por completo la zona uniendo el centro con la vieja fábrica de conservas del alemán y los muros del castillo que sirvió de baluarte defensivo a la ensenada de San Simón frente a los ataques de las flotas europeas y de los mismos piratas. Desde este lugar se tendían cadenas que impedían el paso de los atacantes y allí se libró una de las más cruentas batallas navales de la historia. Pero todo este legado histórico parece olvidado. El arqueólogo Xurxo Constela trata de que las autoridades tomen cartas en el asunto.

La cuestión también preocupa a la asociación de afectados por la ampliación de la autopista. Jesús Vázquez, vicepresidente de este colectivo, señala que «estamos viendo el estado en el que se encuentra el monumento. Está catalogado como castillo, pero el Estado parece que se lo pasa por el forro».

El inicio de las obras la colocación de nuevos pilares para sustentar el puente, se temen, afectará de lleno al yacimiento. «Queremos saber qué pretenden facer. Sabemos por informacións orais que queren que o castelo sufra o menos posible e se supón que terán que trasladalo», señala el arqueólogo.

Esa es la cuestión: el paso de camiones y maquinaria por la finca, que es propiedad de Tranvías de Vigo, obligará a trasladar las piedras y volver a colocarlas en su sitio. Pero los vecinos recuerdan el precedente del año 1978. Entonces, la construcción de los pilares del puente sobre la ría afectó de lleno a la vieja fortaleza y las piedras alteradas no se volvieron a recolocar como estaban.

Constela no sabe si hay decisión sobre su traslado o no. Los vecinos no quieren que se mueva del lugar donde se encuentra. «Pensamos que el traslado no es factible», señala el presidente de la Asociación Cultural de Rande, que ha luchado por potenciar la historia de la ensenada de San Simón y consiguió abrir un museo sobre la batalla de Rande tras una década de lucha con las administraciones.

Al diputado de Alternativa Galega de Esquerda (AGE) Xabier Ron, la cuestión del yacimiento le preocupa sobremanera. Con el también diputado Ramón Vázquez visitó ayer la zona en compañía de los vecinos y de responsables de Esquerda Unida y la Agrupación de Electores. Ron va a preguntar oralmente en la comisión de Cultura del Parlamento gallego qué se va a hacer con estos restos arqueológicos y cómo se van a preservar y potenciar como lugar de visitas turísticas. El parlamentario cree que tendrá respuesta en la primera semana de febrero.

Los diputados y representantes políticos y vecinales tuvieron que acceder a las ruinas a través de las vías del tren. Es un paso a nivel sin barreras y que oficialmente no está reconocido por Renfe. Los vecinos se juegan todos los días la vida cruzándolo para ir a sus fincas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos

La ampliación de la AP-9 amenaza el castillo de Rande, cubierto de maleza