«No es solo un corte, es un estilo»

jorge liboreiro VIGO / LA VOZ

VIGO

Iván Rodríguez ha pasado de afeitar en una peluquería del barrio vigués de O Calvario a hacerlo en la mejor barbería del mundo, The New York Barbershop

06 sep 2014 . Actualizado a las 07:00 h.

No todos pueden presumir de una historia tan singular como la de Iván Rodríguez. Este vigués de 33 años empezó barriendo en la peluquería de su abuelo y ha acabado afeitando barbas en la mejor barbería del mundo, The New York Barbershop, en la ciudad holandesa de Róterdam. El establecimiento obtuvo el galardón en el último Salón Look Internacional celebrado en Madrid y también está incluido en la guía 10 cosas artísticas que hacer en Róterdam, del diario inglés The Guardian.

«Al principio, iba a la peluquería de mi abuelo a pasar el tiempo y a leer los cómics cuando salía del colegio. Empiezas a barrer pelos, a coger la navaja y, sin darte cuenta, ya estás metido en el ambiente». Así comienza la historia de Iván Rodríguez, que a la temprana edad de 16 años ya estaba afeitando sus primeras barbas. Recuerda que tuvo que compaginar la academia de peluquería con horas en la academia para poder sacarse el graduado escolar.

«A los 18 decidí buscar trabajo fuera del entorno familiar y me encontré con Pucho Peluqueros, en el barrio del Calvario. Hice la prueba y me cogieron», cuenta Iván. «Allí aprendí muchísimo. Es un barrio obrero, por eso tenía clientes de todo tipo y hacía cortes más modernos que clásicos». Pero tras 12 años trabajando entre amigos, no pudo seguir ignorando el gusanillo ambicioso que le carcomía: «Llega un momento en que o te quedas allí para siempre o intentas ir más lejos».