Madonna marcó en Balaídos, en 1990, el inicio de la presencia de las grandes estrellas de la canción


La historia de los grandes conciertos de música pop en la ciudad se puede decir que comenzó con la presencia de Madonna en Balaídos, el 29 de julio de 1990.

Fue el concierto de la polémica, tanto por los 160 millones de pesetas que costó, como por la poca afluencia que tuvo (no llegó a los 20.000 espectadores), o por la contraprogramación que realizó la ciudad de A Coruña al contratar a Prince para que actuase ese mismo día. La anécdota del concierto fue que Siniestro Total actuó de telonero, y que la ambición rubia se enfundó la elástica celeste con el cinco a la espalda. Ramones. El pabellón de As Travesas tiene el honor de contar en su currículo con un concierto de Ramones. Ocurrió el año 1991, poco después de que se despidiese Dee Dee Ramone. Afroamérica. En julio de 1992, el estadio de Balaídos acogió un festival de dos días, que incluía en su programa las actuaciones de Tracy Chapman, B.B.King, Gilbero Gil, Willy Deville, Dr. John, Celia Cruz y Tito Puente, y Milton Nascimento. Tuvo escasa respuesta de público. Dire Straits. Pero el primer gran concierto multitudinario que acogió Vigo, se produjo el 21 de agosto de 1992. Aquel día, Dire Straits congregó a cerca de 40.000 personas en el estadio de Balaídos. Fue un espectáculo sobrio, en cuanto a las formas, pero tremendamente emocionante. Mike Oldfield. El creador de Tubular Bells llenó al aforo del auditorio de Castrelos la noche del 19 de septiembre de 1993. Las entradas de pago costaban 1.200 pesetas (algo más de 7 euros). The Rolling Stones. El 18 de julio de 1998, el estadio de Balaídos acogió un concierto de The Rolling Stones, correspondiente a la gira Bridges to Babylon. Más de 35.000 personas acudieron al mayor espectáculo que se puede ver dentro del mundo del rock, aunque también hubo una concesión de sus majestades satánicas a los viejos tiempos, con un set sesentero. REM. El mismo día que el Celta no lograba clasificarse para la Liga de Campeones, en junio de 1999, el aparcamiento del Ifevi recibía a REM. El grupo de Michael Stipe tocó para cinco mil personas. Fue un gran concierto. Metallica. El mismo verano de 1999, Castrelos desbordaba la dureza musical del grupo Metallica, uno de los grandes del metal mundial. Castrelos se quedó pequeño. Alejandro Sanz. Quince mil espectadores siguieron la presencia de Alejandro Sanz en el estadio de Balaídos, el 21 de julio del 2001. Año 2002. El verano del 2002 fue especial beneficioso para los amantes de la buena música en Vigo. En poco menos de dos meses actuaron Simple Minds, Jamiroquai, Oasis, Zucchero y Bil Wyman (ex bajista de The Rolling Stones). Manu Chao. En el verano del 2003, el gran concierto que acogió Castrelos estuvo protagonizado por Manu Chao. Ese verano también toco allí Primal Scream. Ferdinand y Monkeys. Los veranos del 2006 y 2007 ofrecieron la sorpresa de contar con las actuaciones de grupos de éxito contemporáneo como Franz Ferdinand y Arctic Monkeys. Para Vigo me Voy. Capitulo a parte merece este festival, por el que desfilaron durante siete años, artistas tan grandes como Caetano Veloso, Gilberto Gil, Milton, Bebo y Chucho Valdés, Compay Segundo o Ruben Blades.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

Madonna marcó en Balaídos, en 1990, el inicio de la presencia de las grandes estrellas de la canción