De pura cepa

La Mirilla


Que en Galicia no es poco. La Asociación Álvaro das Casas, que preside Avelino Muleiro, ha elegido la comarca de O Ribeiro para un proyecto que, quién sabe, tal vez tenga continuidad en otras zonas vitivinícolas. Dicho proyecto se ha plasmado en un libro: O viño. Encontros coa tradición que, aunque firmado por Clodio González, es un obra coral. Porque Clodio, hijo y nieto de viticultores, no ha hecho sino escuchar la voz de la experiencia. De la que se respira en su propia casa, y de la de otros muchos protagonistas en primera persona.Tal como se reconoce en el texto a modo de epílogo, el contenido del libro «debullouse en atardeceres saudosos e enfeitizados», en los que, grabadora en ristre, se recogieron los testimonios de gentes cuya peripecia vital está ligada a la tradición del vino. Es el caso de Palmira Domínguez, que ha dedicado los 82 años de su vida al cuidado de las cepas. O de Benito Sotelo, que también suma 82 vendimias y que es una enciclopedia sobre todo lo que rodea al mundo de la uva. O de Jesusa González (85 años), que dedicó su vida laboral y más a hacer lo que antes habían hecho sus padres, abuelos... O de José Rodríguez (76 años) que, aunque a diferencia de los tres anteriores, nunca se dedicó a la viticultura porque vive en la montaña, ofrece la necesaria y complementaria visión del profano. Los que sientan el gusanillo de saber más sobre el proceso creativo de la publicación, o sobre su contenido pueden hacer dos cosas, bien hacerse con un ejemplar, bien asistir a su presentación el próximo día 15 en el Centro Cultural Caixanova. O, mejor, ambas. Bodegueros apasionados Hoy la cosa va de vinos. Porque no quiero pasar por alto la pasión con la que viven según qué bodegueros sus proyectos empresariales. Es el caso de Carlos Gómez, director general de Adegas Valmiñor. Ya conté en alguna ocasión que, pese a su juventud, apenas un lustro, no sólo suman una notable ristra de premios, sino que los caldos que elaboran se han hecho un hueco en las cartas de los mejores restaurantes de medio mundo. El pasdo fin de semana unos pocos tuvimos la oportunidad de compartir mesa y mantel con Carlos Gómez, previa excursión por la bodega de sus entretelas. Y no hicimos (hablo por mí), sino confirmar que los éxitos profesionales son para el que se los trabaja. Puede que haya otros que le pongan tanto entusiasmo a lo que hacen, pero más imposible. Incluida su faceta de anfitrión. Personajes con vida propia Anda Manuel Rivas medio recluido en su escondite particular de la Costa da Morte, escondite que abandona sólo si es imprescindible. Según contó en su última visita a Vigo, a propósito de la presentación de A lingua das bolboretas , es para evitar que se le escapen los personajes. (???). Pues sí. Cuenta que si hace novillos un par de días, ya no digamos si realiza un viaje, cuando retoma la historia se encuentra con que no tiene personajes. Se han escapado. Y no le queda más remedio que perder un tiempo precioso buscándolos. Eso si los encuentra. Se me ocurre que un día podría trasladar al papel esta historia de huídas. Original si que es. Qué cosas más raras les pasan a los escritores. Casi tanto como a los periodistas.En este caso ya terminado. El que fuera comisario vigués, hoy comisario jefe de Galicia, Luis García Mañá, presentará mañana (20.15 horas. Centro Social Caixanova) su última creación literaria: Couto Mixto, unha república esquecida . Supongo que en sus páginas descubriremos la historia de ese recuncho de tierra, a caballo entre Galicia y Portugal, que un día fue independiente.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

De pura cepa