Cuando el demonio da clases de guitarra

En la noche de San Xoán son muchas las tradiciones mágicas que se conservan fruto de nuestra herencia celta y romana Si su secreto anhelo siempre fue el de emular a Paco de Lucía, pero tiene menos talento que un ciego jugando al tu-la-llevas, no se preocupe, durante la noche de San Xoan puede tomar clases aceleradas con un profesor de excepción. Cuenta la tradición que si a partir de la medianoche se sienta en el cruceiro de la Plaza del Berbés, acudirá solicito el diablo para enseñarle a entonar el instrumento preferido de Andrés Segovia. Las clases también pueden impartirse bajo una higuera o en el cruce de cuatro caminos. 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15


VIGO

Se dice que en la noche del 24 de Junio el poder de las tinieblas tiene su reinado más corto y el día es más largo. Es lo que conocemos como solsticio de verano, y que los griegos llamaban «la puerta de los hombres», el momento en el que los dos mundos, el terrenal y el sobrenatural, quedaban comunicados.Por eso es la fecha en la que, según la tradición católica, los santos aparecen en varios lugares a la vez. Como Tramunda, una santa pontevedresa que según aseguran sus fieles, cuando se entregaba a la oración se daba unos garbeos de padre y muy señor mío a través de estas autopistas espacio-temporales, apareciendo a kilómetros del lugar de penitencia.Pero no sólo la santidad es el billete para viajar al inframundo, hay leyendas que hablan de gente corriente que se hacía unos tours paranormales que ni los de Halcón Viajes, sino que se lo digan al señor Francisco de la Vega Casar, conocido como el hombre-pez de Liérganes por una extraña afección en la piel y famoso en recorrer grandes distancias a nado. Desapareció en la víspera de San Xoan y seis años después lo encontraron nadando por la bahía de Cádiz habiendo perdido la razón y el habla. Por todo esto le apodaron «el sireno».Mitos y leyendasAparte de todos estos supuestos fenómenos existen una serie de rituales mágicos que nos retrotraen al pasado celta y romano que tiene nuestra ciudad.El veinticuatro de Junio se rinde culto al Sol para que alcance su cenit con las hogueras que nos purifican; al agua que cura enfermedades y da belleza y felicidad; y a los vegetales, pues florecen las plantas milagreras, los helechos y las higueras, cuyas flores se consideran mágicas y se emplean en numerosos filtros de amor.Dicen que si esta noche nos asomamos al río Lagares y, en el reflejo, nos vemos con dos cabezas es que moriremos pronto. Ya puestos, para poder ver nuestro propio entierro habemos de colocarnos desnudos frente a un espejo con dos velas y un recipiente con agua en donde se reflejará el óbito.Ya que se nos ha desvelado cuando vamos a morir, mejor dejar a los parientes y amigos una buena herencia. Para ello no tenemos más que descuerar un gato negro en lo alto del monte de A Guía y hacernos una cartera con su pellejo, para atraer la riqueza. Hablando de gatos y aprovechando el viaje al monte, podemos coger otro y cocinarlo vivo dentro de un círculo. Por lo que dicen, cuando esté en su punto le sacaremos un hueso que tendrá la facultad mágica de abrir cualquier puerta. Y siguiendo con los felinos, si después de las doce nos encontramos con uno negro nuestra suerte va a ser del mismo color en el futuro.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Cuando el demonio da clases de guitarra