«En Galicia no se come mal, el problema es que se come mucho»

La Voz

VIGO

Gregorio Varela, presidente de la Fundación Española de la Nutrición El presidente de la Fundación Española de la Nutrición ofreció ayer el discurso inaugural de la primera reunión internacional sobre alimentación en el siglo XXI, que se clausura hoy en el parador de Baiona. Gregorio Varela recomienda comer poco para vivir más sano, una lección que los gallegos parece que no tenemos muy aprendida. Afirma que la Comunidad autónoma es la que registra más casos de obesidad en la infancia y que el caldo gallego es uno de los platos regionales menos recomendables.

20 oct 2000 . Actualizado a las 07:00 h.

ALEJANDRO MARTÍNEZ BAIONA. Corresponsal La primera reunión internacional sobre alimentación y nutrición en el siglo XXI dedicará la jornada de hoy a la hipernutrición. Los ponentes debatirán sobre el tratamiento de la obesidad, las enfermedades cardiovasculares o la relación entre la dieta y el cáncer. El encuentro está organizado por la Asociación de Médicos Gallegos y la Fundación Española de la Nutrición. Esta última entidad está presidida por Gregorio Varela. _¿Una alimentación saludable debe estar reñida con el placer de comer? _En absoluto, comer sano tiene que ser un placer. Los nutriólogos tenemos que hacer un acto de contracción por todas las cosas que no hemos recomendado comer y que con el tiempo se ha demostrado que son buenas. Por ejemplo, las sardinas, a las que se ha considerado siempre como un alimento peligroso. Por favor, coman ustedes sardinas, cuantas más mejor. No se imagina cuántas alegrías he dado yo en mi consulta con este consejo a muchos pacientes. _¿Qué opina de la dieta de los gallegos? _En Galicia no se come mal, el problema es que se come mucho. Aquí tenemos los niños más obesos de toda España o los ancianos con más problemas derivados de una hipernutrición. Es algo inevitable porque en Galicia hemos pasado mucha hambre en el pasado. La dieta de esta comunidad es estupenda pero debe ser más variada. _¿Qué plato quitaría de nuestra dieta? _Ninguno, pero tengo que decir que se ha demostrado que de todos los platos regionales, el menos bueno es el caldo gallego. La razón es que es muy monótono y se acostumbra a tomarlo a lo largo de varios días. Lo peor que se le puede hacer a un alimento es recalentarlo. -¿La comida rápida está acabando con nuestros hábitos dietéticos saludables? _No tanto como la gente pueda creer. Lo que nos está haciendo cambiar nuestros hábitos alimenticios en España es la jornada continuada de trabajo. Esto nos obliga a comer fuera de casa y en los restaurantes ya es raro que a uno le sirvan una buena menestra de verduras. _¿Qué consejos daría usted para llevar una dieta equilibrada? _El mejor consejo para tener una alimentación adecuada es comer en plato de postre y, una vez a la semana, en plato sopero. Recomiendo siempre tener una dieta variada en la que no falten las frutas y verduras, tan buenas en Galicia, y ser conscientes de que se está comiendo por placer y se tiene que gozar con esta acto que para muchos es la último placentero que les queda. Hay que comer bien, para vivir todavía mejor y poder llegar a la tercera edad sin complicaciones.