Un informe de la Liga deja a Jonathan Praena y al Fuenlabrada sin coartada

Insistió en que los positivos no podían ser considerados positivos hasta que coincidieran dos veces los resultados del PCR


A Coruña

Después del amplio y detallado informe del instructor del expediente extraordinario abierto al Fuenlabrada, desde el entorno de la Liga y desde el propio club madrileño han alzado las voces escandalizados. Uno de ellos fue el presidente del equipo, Jonathan Praena, que además de ofrecer querellas por doquier, trató de (in)explicar la supuesta tergiversación que se había hecho de la declaración del doctor del club, así como algunas inexactitudes que, a su parecer, recogía el vilipendiado instructor en su escrito.

En una entrevista en la Cadena Cope, Praena insistió en que los positivos no podían ser considerados positivos hasta que coincidieran dos veces los resultados del PCR. Que con una sola vez que diera un resultado anómalo sería solo sospechoso o probable. Por este motivo, asegura que no se le ocultó nada a los jugadores cuando no se le comunicaron los resultados, sino que se les informó el lunes por la tarde. Sostiene que fue, en ese momento, cuando se confirmó que había cuatro positivos (uno del sábado y tres del domingo). Porque antes solo eran resultados alterados de un único PCR.

Contra todos los protocolos

La versión de Praena va contra los protocolos publicados tanto por el ministerio de Sanidad, como por la consejería de la Comunidad de Madrid, la consellería de la Xunta y la propia Liga. El documento Estrategia de detección precoz, vigilancia y control de covid-19 elaborado por el Gobierno de España distingue entre caso sospechoso, probable, confirmado y descartado. Los dos primeros se tratan de pacientes con síntomas que aún no han dado positivo en PCR, el tercero sí (un solo positivo) y el cuarto ha dado negativo.

Asimismo, el primer informe emitido por la Liga para aclarar los hechos evidencia las excusas utilizadas por Praena. El documento recoge que a las 22.38 horas del sábado 18 de julio, el laboratorio contacta con el médico del club «alertándole del positivo del jugador que se identifica». Es más, dice que a esa hora contacta con el propio presidente, «indicándole que se ha detectado un positivo y que se aplica el protocolo de actuación para estos casos». Al día siguiente, se repiten los mensajes con los otros tres casos, con un matiz: en uno de esos test se habla, inicialmente, de resultado anómalo, que horas después el propio laboratorio, según la versión de la Liga, «informa de que la persona en duda es positivo».

Positivo, no anómalo

Por tanto, con un solo PCR, la Liga ya califica de positivo a cualquier individuo y el Fuenlabrada era consciente el domingo de que tenía 4 en su club. Es decir, un brote que ocultó hasta el día siguiente porque, según alega, «todo el club se entera de que hay positivos el lunes a las cinco y media o seis menos cuarto de la tarde, ya que como todo el mundo sabe para que se confirme un positivo tiene que haber dos resultados alterados». Para la Liga, el ministerio, la consejería y la consellería de Sanidade, no.

Pero, es más, el propio club, en su comunicado del 21 de julio, explica que tras ser informados de los positivos siguió el protocolo. Y, como añadido, insiste en que realizó nuevos PCR el lunes por la mañana «por seguridad antes de viajar, que es la que revela los positivos en la expedición por la tarde». Es decir, que asume que ya hay 4 positivos el lunes por la mañana (cuando en sus manifestaciones ahora dice que no lo supo hasta por la tarde) y también reconoce que por la tarde conocen ya los positivos de la expedición.

Así, toda la documentación de los expedientes tanto de la federación, como el archivado en su día por la Liga, desmontan la coartada de Jonathan Praena.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos
Comentarios

Un informe de la Liga deja a Jonathan Praena y al Fuenlabrada sin coartada