Abanca reforzará el capital del Deportivo y permite ampliar ya su tope salarial

Con la firma del acuerdo, la entidad financiera respalda al club con un préstamo participativo cuyo importe se convertirá en acciones


El Deportivo y Abanca firmaron este jueves un acuerdo vital para la supervivencia del equipo, que servirá para recapitalizarlo y aumentar su tope salarial ya en el mercado de fichajes de enero. A través de un crédito participativo, la entidad financiera (que ya había rubricado un préstamo por 45 millones en el 2017 con el que el club liquidó la deuda privilegiada con Hacienda) respaldará al equipo de Fernando Vidal, que ahora dirige el club de forma interina con Toño Armenteros como presidente hasta las elecciones del próximo 14 de enero. El documento se firmó esta tarde. En los próximos días, ambas partes facilitarán los detalles sobre la operación.

El documento cuenta con el visto bueno de la Liga. El Deportivo depositará el dinero del crédito en la patronal para que esta aumente su tope salarial, que era de 11,35 millones cuando empezó la temporada, el sexto de Segunda División. Ese ingreso ante la Liga se realiza con el compromiso de que el club acometerá una ampliación de capital, como mínimo por el importe del crédito. Es ese compromiso el que permite que la patronal (dotada desde hace unos años de un riguroso mecanismo de control de gasto) aumente el margen de maniobra del club para fichar en enero, y abordar una revolución que acerque la permanencia en Segunda A.

Vidal ya había adelantado en la junta de accionistas del pasado 17 de diciembre el plan en marcha con Abanca, y su deseo de que se capitalizase parte de la deuda de la entidad financiera. Después de semanas de intenso trabajo, con Armenteros al frente de los últimos detalles mientras Vidal se ausentó por un viaje, el Deportivo y Abanca afinaron la fórmula definitiva del acuerdo.

Tal como establecen las normas de la Liga, solo se liberará para el mercado invernal de fichajes como nuevo tope salarial la cuarta parte del dinero depositado por el Deportivo, cuya cantidad no trascendió.

El dinero del crédito participativo aportado por Abanca no se utilizará para hacer operación alguna, pues el Deportivo cuenta con liquidez, sino que esa cantidad se convertirá en acciones en una inminente ampliación de capital a la que se compromete el consejo de Vidal. Esa ampliación de capital será como mínimo por ese importe, y como máximo por el doble del mismo. En ese proceso, cuyos detalles todavía se perfilan, habrá una convocatoria para que el deportivismo y el empresariado participen de la compra de acciones. A día de hoy, el Deportivo tiene un capital social de 10,29 millones de euros.

Durante décadas, el Deportivo mantuvo un peculiar modelo, caracterizado por el reparto de las acciones entre miles de propietarios (25.333 a día de hoy) , aunque las ampliaciones de capital de los últimos años dejaron al expresidente del club Tino Fernández con un paquete de referencia superior al 6% del accionariado, y a Hijos de Rivera con un montante algo superior, según distintas estimaciones.

La ampliación de capital permitirá que, al tiempo que Abanca entra en el accionariado del club, la compra de títulos esté abierta a todos los deportivistas que quieran reforzar los cimientos del Deportivo y aumentar su número de acciones.

Al tratarse de un crédito participativo cuyo importe se traducirá en acciones en una inminente ampliación de capital, la deuda del Deportivo, que según las últimas cuentas asciende a 88 millones de euros, seguirá igual. Es decir, no se capitalizará en un principio la vieja deuda del club con Abanca para convertir una parte en acciones.

Este acuerdo con Abanca es el primer paso de un proyecto más ambicioso con el que Vidal quiere garantizar la viabilidad del Deportivo a medio y largo plazo, tal como adelantó en la junta de accionistas del pasado 17 de diciembre. Una reestructuración que considera imprescindible dada la importante deuda que mantiene el club y el riesgo de descenso a Segunda B.

El Deportivo llegó a acumular una deuda de 160 millones de euros durante la etapa de Lendoiro, que ocultó la realidad de la grave situación del club durante años, tal como determinó el fiscal de la causa abierta por presuntos delitos societarios. Después de años en los que el club se sometió a un estricto un plan de pagos con Tino Fernández, a día de hoy debe 88 millones.

El club puede abordar ahora un nuevo plan de viabilidad con Abanca gracias a que la entidad ya le brindó un crédito de 45 millones de euros en junio del 2017, cuando firmó con Tino Fernández un préstamo por el que canceló una deuda privilegiada de 43,6 millones con Hacienda. Con ese crédito, a devolver en 15 años, la situación del Deportivo pasó a ser mucho más desahogada, con un plan de pagos más a largo plazo y una cláusula reductora con el equipo en Segunda.

 

Ya en la junta del pasado 17 de diciembre, Vidal adelantó que su plan de futuro para el Deportivo pasaba por un amplio acuerdo con Abanca. «El proyecto de Abanca es el único que ofrece al deportivismo plenas garantías de presente y de futuro con la seguridad de ofrecer el sentimiento de pertenencia que significa ser del Dépor. Un potente inversor de fuera solucionaría el problema actual, pero queremos que este sea un proyecto coruñés, que enorgullezca a todos los deportivistas de la mano de una empresa sólida, solvente, seria e implicada al 100%. El Dépor es coruñés, gallego e innegociablemente, de los deportivistas», razonó durante su discurso el líder del consejo que dirige el club de manera interina.

En aquella intervención en Palexco en la que Vidal confirmó su candidatura a la presidencia, ya había destacado la posibilidad que el pequeño accionista tendrá de participar en el futuro del club. «Ante una situación tan extremadamente crítica como la actual, garantizamos la supervivencia del club y apostamos por un proyecto ganador. El accionista minoritario no puede sostener el club, pero sí participar y sentirse orgulloso sabiendo que el Deportivo es suyo y que nunca dejará de serlo».

A continuación, Vidal detalló en la junta de accionistas su idea sobre el acuerdo ahora firmado: «Abanca se ha comprometido con nosotros a apoyar al Deportivo en esta situación. Mediante una aportación inicial para reforzar la plantilla y tratar de evitar el descenso, generando el apoyo suficiente para garantizar la continuidad del club en un proyecto de futuro, capitalizando una parte relevante de la deuda con Abanca, minorando de esta manera la deuda actual a límites históricos, trabajando en una propuesta de ampliación de capital abierta a todos los socios y deportivistas».

La llave para incorporar los jugadores para la salvación

El plan para reforzar el Deportivo en enero y que la revolución en la plantilla reactive al equipo ya está en marcha. La contratación de Fernando Vázquez primero y de Emre Çolak después, ya bajo la batuta de Richard Barral como pieza clave en el equipo de Fernando Vidal, fueron los primeros pasos. Dos operaciones que se realizaron dentro del margen de maniobra que tenía el club con el tope salarial anunciado en septiembre y sin necesidad de que se cerrasen antes salidas de futbolistas. Los siguientes pasos ya se realizarán con un importante aumento de la capacidad de gasto en futbolistas. El club no facilita las cantidades. En todo caso, confía en firmar a entre cinco y siete jugadores. Como el Deportivo contó con 22 durante los últimos meses, esas operaciones irán aparejadas a rescisiones de contrato, pues el máxmo de fichas en Segunda es de 25.

El equipo de Fernando Vidal, ahora con Toño Armenteros como presidente provisional, ha conseguido que el Deportivo aumente tope salarial de una forma similar, pero no igual, a como lo hizo el pasado verano el Almería, y con cantidades más modestas. Entonces, el club andaluz presentó garantías en la Liga de una futura ampliación de capital de 31 millones. Ya en verano el club pudo utilizar el 65% de esa cantidad en aumentar su tope salarial, debido al coeficiente corrector basado en la salud financiera del club y la duración de los contratos de su plantilla.

En el caso del Deportivo, al estar en concurso, la mitad del dinero depositado como garantía de una futura ampliación de capital ya queda bloqueada por la Liga. Y, esa cantidad se divide de nuevo por dos en virtud de la duración de los contratos de su plantilla (hasta 18 quedan desvinculados en junio).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
30 votos
Comentarios

Abanca reforzará el capital del Deportivo y permite ampliar ya su tope salarial