El Deportivo destituye a Luis César y apuesta por Fernando Vázquez

Las dos victorias consecutivas, en Copa y Liga, no salvan al técnico arousano, undécimo entrenador blanquiazul en cinco años y el de Castrofeito le relevará en el banquillo


A Coruña

Luis César Sampedro no es ya entrenador del Deportivo. Se hace así oficial un despido cantado, aunque coincida con el final de la nefasta racha de resultados que tiene al equipo colista de Segunda. El técnico se había agarrado en sus comparecencias más recientes a los nuevos bríos del plantel coruñés, que ha hilado dos victorias (una en Copa y otra en Liga) tras encadenar 19 encuentros sin triunfo, pero ni siquiera esta alteración en la dinámica ha detenido las convulsiones del banquillo blanquiazul. El puesto de Luis César ya estaba muy en el aire antes del viaje a Illueca y el club confirma ahora el despido del undécimo entrenador que dirige al Dépor en los últimos cinco años. Segundo en esta campaña y cuarto en un año especialmente turbulento.

El 2019 arrancó con Natxo González y se cerrará, pendiente de la confirmación oficial, con Fernando Vázquez a los mandos del conjunto que cierra la tabla, a siete puntos de las plazas que dan derecho a permanecer en una categoría en la que al arrancar la campaña no había ningún interés en seguir. Con el sexto presupuesto más alto entre manos, la entidad tenía como objetivo pelear de nuevo por el ascenso que se escapó en los últimos instantes del pasado curso. Sin embargo, después de un arranque prometedor, venciendo 3-2 al Oviedo, el equipo no había vuelto a ganar en Liga hasta que el pasado viernes se impuso por 2-1 al Tenerife con un tanto en el descuento. La primera vuelta de competición concluye así con dos victorias y nueve empates en 21 encuentros. Once de estas citas corresponden a la etapa de Luis César, que cerró cuatro duelos en tablas, y solo se llevó los tres puntos frente a los tinerfeños.

El bagaje ha cristalizado en el prematuro final de un vínculo que debía estirarse al menos hasta junio del 2020, pero que se entendía liquidado desde que Zas anunció la renuncia del consejo que dirige y fijó el relevo para el 14 de enero. No ha resistido siquiera hasta esa fecha Luis César, quien el 9 de octubre asumió la responsabilidad de sustituir a Juan Antonio Anquela y darle un nuevo aire a un grupo a la deriva. Lo intentó con constantes retoques en el once y alteraciones en un sistema que fue y volvió entre el doble pivote y los tres centrocampistas en la medular y que también alteró con frecuencia su disposición en la zona de ataque. La falta de recursos para el juego que pretendió implantar a su llegada, especialmente en las bandas, supuso un importante lastre para el arousano.

El Deportivo quedará como el noveno club en la amplísima trayectoria del técnico, cuyo reemplazo debería conocerse en breve. Un puesto al que llegará Fernando Vázquez, para quien el propio Luis César tuvo unas palabras en la previa del partido con el Tenerife. «Si me tengo que ir, me alegro de que venga él, porque es amigo», manifestó antes de obtener un triunfo por el que había peleado sin éxito otras diez veces y que no ha servido para estirar su relación con un club al que siempre soñó con entrenar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
31 votos
Comentarios

El Deportivo destituye a Luis César y apuesta por Fernando Vázquez