Dani Giménez: «Tenemos que ser valientes»

«Necesitamos jugar bien al fútbol, no jugar bien a la pelota», insiste el veterano guardameta


El Deportivo jugará el viernes (21.00 horas, Gol) contra el Almería un partido trascendental por azuzar el fuego de sus posibilidades de ascenso directo y reenchufar a una hinchada recelosa. Dani Giménez (Vigo, 1983) sale al paso de todos los temores.

-¿Ustedes tienen dudas?

-Hay siempre con un plan establecido, tenemos el partido controlado, seguimos presionando, pero de repente un desajuste, el equipo demasiado largo, y te mete un gol el central del otro equipo. No es la primera vez que nos pasa. Nos empató el Numancia, el Nàstic, el Tenerife. Pero el otro día te queda esa sensación de: una vez más. Al final el Dépor en los últimos años viene de que la gente tenga esa desilusión con el equipo. A principio de temporada volvimos a enganchar a la gente y necesitamos ahora dos o tres partidos para que otra vez se vuelvan a enganchar.

-¿Notan el sufrimiento de estos últimos años?

-Sí que se nota. Yo lo he seguido más, gente que ha venido nueva lo conoce por lo que cuentan Álex o Mosquera. Pero sí se nota. Al final esto son palabras. Hasta que no ganemos un partido jugando bien y fuera volvamos a mostrar esa solidez y al siguiente volvamos a casa, la afición va a seguir con dudas. Es lógico. Pero en el vestuario las ideas están claras.

-¿El problema es mental?

-Lo que hemos estado haciendo y puliendo estos últimos días es tener una idea de grupo para afrontar las situaciones que puedan pasar y, sobre todo, que desarrollar el juego que nosotros queremos no genere ansiedad. Esto es Segunda División y aunque seas superior sobre el papel, en realidad esto es muy igualado. Y, sí, puedes ir ganando 1-0, pero en cualquier jugada te pueden empatar. Debemos dar un paso adelante individualmente y sobre todo como grupo para leer mejor los partidos.

-¿Idea de grupo? ¿No es tan bueno el vestuario?

-Sí, pero me refiero más a la hora de leer los partidos. El vestuario es un espectáculo, de lo mejorcito en que he estado yo, y he estado en muchos y muy buenos, pero es verdad que hasta somos demasiado buenos. Pues como equipo los que tengan que estar encargados de eso, añadir esa mala leche o ese otro fútbol, o esa veteranía, añadirlo no solo cuando vamos ganando, sino todo el partido. Al final, juegas contra equipos que dominan esas situaciones. En cambio, nosotros tenemos detalles que dices: «Parece que el equipo no se da cuenta de lo que cuesta el gol que acabamos de hacer». Y dejamos demasiadas facilidades para que el rival nos empate. Eso lo hemos estado puliendo, pero aún nos queda y el cambio no va a ser de la noche a la mañana. De hecho, lo llevamos trabajando un par de semanas y no se ha visto el día del Las Palmas.

-¿Qué están haciendo para que la historia no se repita?

-Los veteranos se lo hacemos ver a la gente, pero evidentemente sin que pase el tiempo y no pase nada. Yo es algo que odio, porque parece que no consigues los resultados que esperas y dices que es mala suerte. No. Yo no creo en eso, creo en el trabajo. Es lo que estamos haciendo. Por suerte el míster es gente trabajadora y no deja nada al azar. Lo tenemos más fácil los jugadores. Había cosas claras, pues ahora menos cosas y más claras aún.

-¿Lo importante el viernes será el resultado?

-Necesitamos jugar bien al fútbol, no jugar bien la pelota. Hacer lo que requiere cada momento. Y eso es algo que lo hemos hecho bien los últimos partidos fuera, pero nos está costando en casa. Quizá por esa cosa que hay en el ambiente de que el Dépor en casa ganaba todo y que tiene que ganar siempre. Bueno, hay que ganar, pero a veces tienes que hacerlo menos bonito y correr, y luchar y juntarte. Y otras veces juegas contra otro tipo de equipo y lo que hay que hacer es seguir apretando arriba y meter el segundo. Estamos trabajando en conocernos mejor a nosotros mismos, cómo reaccionaremos en esos últimos minutos y tener una idea clara de qué hacer.

-Expósito suspendido, Carlos y Krohn en la enfermería, ¿en las dinámicas influyen las lesiones, las sanciones,...?

-Edu ha sido nuestro mejor jugador de los últimos dos meses. Seguramente lo vamos a echar de menos. Pero si yo voy a jugar porque no está Edu, yo voy a hacer con mis características todo al nivel que estaba haciendo Edu. Es el momento de dar un paso adelante los que han jugado menos, o gente que quizá no vaya a jugar en su demarcación, y el resto de jugadores, a arroparlos. Los equipos buenos y los vestuarios buenos se ven ahora. No cuando iba todo bien, todo el mundo jugaba y hasta ganábamos sin querer.

-¿Qué cualidad no les debe faltar en el campo?

-Valentía sobre todo. Tenemos que ser valientes y hacer lo que hemos trabajado. Porque cuando juegas en casa y metes un gol tienes dos opciones: o seguir igual para meter el segundo, pero te puedes encontrar con lo que sucedió contra el Nàstic, o te puedes meter atrás y que te pase lo del Numancia o Las Palmas. Hemos identificado lo que hay que hacer, pues a hacerlo. Lo que quiero es hacer lo que hemos trabajado estas dos semanas. Y que sea el equipo valiente en hacer lo que el míster nos ha dicho que hagamos estas dos semanas.

-Si no ganan el viernes, ¿habría que pensar más en la promoción que en el ascenso directo?

-Sí, sin duda, pero yo voy más allá. ¿Por qué vamos a pensar en el ascenso directo o en la promoción? Pensemos en el Almería, y luego pensemos en el Oviedo. Cuando piensas más allá generas esa frustración de que si en los primeros veinte minutos no va el partido como quieres, te desordenas y atacas más con corazón que con lo que has trabajado tácticamente. Si te centras en el partido que toca, es la manera de salir de esto.

«Venir al Dépor para mí fue una bomba de ilusión»

El rendimiento de Giménez está superando todas las expectativas.

-¿Personalmente está contento?

-Sí, pero contento hasta donde puedo estar. Yo vine a ascender. Nunca lo he escondido. Si no, no hubiera venido. Salí de un equipo en el que estaba cómodo, en el que podía estar más tiempo. Pero yo quería algo nuevo. Venir al Dépor para mí fue una bomba de ilusión, pero siempre con el objetivo de fondo. Yo cuando ascendamos, que estoy seguro de que lo vamos a conseguir, yo estaré pensando ya en mantenerme la temporada siguiente en Primera. Pero eso individualmente. Por eso no puedo estar contento, si no estamos dentro del objetivo que me he marcado.

-¿Es el mayor reto de su carrera?

-Sí, es posible. No me podía retirar sin una oportunidad como esta. Si me hubiera ido a otro lado, o fuera, que era otra ilusión que tenía, siempre me hubiera quedado al espinita clavada. Ahora lo que venga, y me tocará trabajar para que todo sea bueno.

La hora de los líderes del Deportivo

Pedro Barreiros
Álex Bergantiños busca esta temporada su cuarto ascenso a Primera División
Álex Bergantiños busca esta temporada su cuarto ascenso a Primera División

En la plantilla de Natxo hay ocho jugadores que ya subieron a la máxima categoría y de los que se espera un paso al frente en el tramo decisivo de Liga

Como si de una muñeca rusa se tratase, un vestuario encierra muchos pequeños vestuarios en sí mismo. Están los jóvenes, los canteranos, los que acaban de llegar... pero son los capitanes y los más veteranos quienes dan cohesión y moldean las diferentes personalidades hasta convertirlas en una única plantilla. Cuando la temporada se acerca a las jornadas decisivas, el Dépor, que el viernes recibirá al Almería en Riazor en un choque trascendental (21.00 horas, Gol), necesita más que nunca a sus líderes para alcanzar la mejor versión como equipo y recuperar el terreno perdido respecto a las plazas de ascenso directo.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Dani Giménez: «Tenemos que ser valientes»