La hora de los líderes del Deportivo

TORRE DE MARATHÓN

Álex Bergantiños busca esta temporada su cuarto ascenso a Primera División
Álex Bergantiños busca esta temporada su cuarto ascenso a Primera División CESAR QUIAN

En la plantilla de Natxo hay ocho jugadores que ya subieron a la máxima categoría y de los que se espera un paso al frente en el tramo decisivo de Liga

19 mar 2019 . Actualizado a las 09:30 h.

Como si de una muñeca rusa se tratase, un vestuario encierra muchos pequeños vestuarios en sí mismo. Están los jóvenes, los canteranos, los que acaban de llegar... pero son los capitanes y los más veteranos quienes dan cohesión y moldean las diferentes personalidades hasta convertirlas en una única plantilla. Cuando la temporada se acerca a las jornadas decisivas, el Dépor, que el viernes recibirá al Almería en Riazor en un choque trascendental (21.00 horas, Gol), necesita más que nunca a sus líderes para alcanzar la mejor versión como equipo y recuperar el terreno perdido respecto a las plazas de ascenso directo.

Todos miran a aquellos jugadores, algunos ya indiscutibles en los planes de Natxo González, que cuentan en su currículo con ascensos a Primera División y a los que ahora el deportivismo apela como referencias del proyecto. Son los casos de Dani Giménez, David Simón, Pablo Marí, Eneko Bóveda, Íñigo López, Álex Bergantiños, Vicente Gómez y Pedro Sánchez, llamados a tirar del carro en el campo o en los entrenamientos. Incluso algún otro que no figura entre estos ocho tiene claro qué hay que hacer. «Es clave que los que llevamos más en esto demos un paso al frente para cohesionar la juventud con experiencia y talento. Ese es un equipo», afirma Quique, quien afronta su quinta temporada consecutiva en Segunda División, pero nunca celebró un salto a Primera.

Los tres éxitos de Bergantiños

En el Deportivo el rey de los ascensos a la máxima categoría es Álex Bergantiños, quien ya cuenta con tres en su currículo: el que logró con el Xerez, donde militó en el 2008, así como los del 2012 y el 2014 en A Coruña. Dani Giménez e Íñigo López festejaron por dos veces subir a la división de honor. El guardameta conquistó el primero hace ocho años con el Rayo Vallecano y el segundo en las filas del Betis en el 2015. Entre uno y otro, un éxito individual en el 2014 para estar orgulloso: encajó solo 40 goles en 42 jornadas con el Alcorcón. Íñigo López, uno de los refuerzos de invierno y todavía inédito en los planes de su entrenador, se destaca como el último de la plantilla que degustó el dulce sabor del ascenso. Lo disfrutó el pasado verano en el Huesca y para él tomó el relevo de aquel que había sellado en el 2011 con el Granada de Fabri.