Natxo, el entrenador más lento de Segunda haciendo cambios

El Dépor es el equipo de Segunda que, tras 20 jornadas disputadas, madura más la decisión de mover el banquillo, circunstancia que hasta en nueve ocasiones le ha permitido mejorar el resultado final


Los cambios son como el dinero, que no siempre dan la felicidad, pero muchas veces ayudan. Por eso, los entrenadores hablan muchas veces de planteamientos de partido en los que intervienen no once futbolistas sino catorce. Que tan importantes son los cambios como los que salen de inicio. Y en este planteamiento global de los partidos, hay entrenadores de gatillo fácil, como Paco Jémez, que a la mínima que ve un futbolista flojo lo sustituye, aunque apenas hayan transcurrido veinte minutos. Y otros que utilizan más tiempo para madurar sus decisiones. Ahí aparece la figura de Natxo González, el técnico de Segunda División que más tarda en introducir variaciones en el once inicial.

Tanto la media de realización de cada uno de los cambios como la mediana (valor medio cuando un conjunto de datos se ordena de menor a mayor), aunque muestran algunas diferencias entre ellas, sitúan al Deportivo como el equipo que más tarda en realizar el primero y el segundo cambio en los partidos. En el tercero lo supera en calma el Almería de Fran Fernández.

Aunque, obviamente, son numerosos los factores que determinan el momento en el que el técnico realiza las sustituciones solo en siete ocasiones ha realizado la primera antes del minuto 60. La media determina que esta suele llegar en torno al 62. Once minutos después le toca entrar en el campo al segundo hombre. Y el tercer cambio no suele llegar hasta otros diez más tarde.

El Oviedo y el Alcorcón, o lo que es lo mismo Anquela y Cristóbal Parralo, son los otros rivales que más tiempo se toman a la hora de pedir las sustituciones. Por el contrario, los más rápidos son el Córdoba y el Albacete de Luis Miguel Ramis, sorprendente segundo clasificado.

Natxo González madura la decisión y va sobre seguro, porque es de los entrenadores que más consigue influir en el resultado. Hasta en nueve ocasiones lo ha mejorado, incluso traduciéndose ese cambio de marcador en importantes puntos. Y solo dos veces tras el primer cambio, el equipo acabó perdiendo algo que tenía. Fue en el polémico partido de Córdoba, cuando con dos hombres menos en el campo, vio cómo el equipo local le igualaba el encuentro. La segunda ocasión llegó contra el Numancia

Y siendo más o menos regular a la hora de realizar las sustituciones, el minuto en el que Natxo decide intervenir en el partido ha variado mucho entre los partidos de casa y fuera. En Riazor, suele esperar mucho más a la hora de introducir futbolistas en el campo, principalmente, porque el equipo está dominando, muchas veces, no solo en el juego sino también en el marcador. A domicilio, trata de reconducir la situación a base de alguna variación, que a veces da frutos.

Cartabia, el suplente más utilizado por el técnico vasco

Ocho veces ha saltado Fede Cartabia al campo desde el banquillo. Tras él, Santos con 7. Además, es el que en más ocasiones fue primer sustituto, cuatro. La primera fue en la cuarta jornada, frente al Sporting de Gijón. Riazor rugía a favor del Dépor para tratar de romper la igualada a cero que reflejaba el marcador. El sudamericano salió, revolucionó el partido y Pablo Marí hizo el resto con un gol a la salida de un córner en el último suspiro.

Gil, el que antes y más veces enfila el vestuario

Si Fede Cartabia es el que más veces salta al campo para cambiar el resultado de los partidos, Carles Gil es el que más enfila el camino del vestuario antes que los demás. Nueve en total y tres ha visto cómo su dorsal lucía en el electrónico de cambios en antes que el de nadie. En uno de esos compromisos, frente al Málaga, el Dépor acabó empatando. Contra el Oviedo, el Dépor ya iba ganando por 1-0, pero con Fede por él en el campo, acabó 4-0.

Santos, la carta para los últimos instantes 

En la tercera de las sustituciones del Deportivo también hay un protagonista por encima del resto: Christian Santos. Cuatro veces ha sido el último hombre que entró en el campo en los instantes finales como último cambio. En otras tres ocasiones, también lo utilizó Natxo tratando de buscar su faceta de revulsivo, antes del tercer cambio. Pocas veces el venezolano fue clave. Solo lleva un gol y este fue para cerrar el partido en Tarragona (1-3).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Natxo, el entrenador más lento de Segunda haciendo cambios