El Celta B abrió la puerta del Fabril

En situación similar, el filial celeste obtuvo en el 2009 el beneplácito de la junta jurídica de la Federación Española para disputar una fase de ascenso en la que finalmente no entró


A Coruña

Entonces solo estrechó el lazo entre el Celta y el Racing de Ferrol. Ahora, aquella resolución cumple nueve años convertida en precedente para esgrimir ante quienes discuten la presencia del Fabril en la fase de ascenso a Segunda. Javier Tebas quiso desvincularse ayer del despacho que envió un escrito a la Federación Española de Fútbol reclamando que impida al filial coruñés disputar las eliminatorias que llevan a la categoría de plata. Asegura el presidente de la Liga que es su hijo quien representa los intereses del Fuenlabrada, Rayo Majadahonda, Navalcarnero y Rápido de Bouzas. Los cuatro clubes exigen una medida que no se tomó hace solo tres temporadas, cuando el Almería B sí participó en el play off -concluyó tercero del Grupo 3 y fue eliminado en el cruce con el Guadalajara- pese a que el equipo del que dependía había consumado ya su descenso desde Primera, lastrado por una sanción por impagos.

No disfrutó la misma suerte el Celta B en el 2009, pero solo porque finalmente no logró clasificarse entre los cuatro primeros del Grupo 1. De haberlo hecho, la Federación le habría dado permiso para disputar la fase de ascenso. El club celeste se había asegurado de ello solicitando una resolución de la junta jurídica de la RFEF, que le fue favorable. Los vigueses optaron a la cuarta plaza hasta la última jornada y su presidente, José Mouriño, manifestó que solo renunciarían a un lugar en la eliminatoria si esto beneficiaba al Racing de Ferrol -el conjunto departamental acabó séptimo y fue el Zamora el que completó la nómina de candidatos a subir junto al Real Unión, la Ponferradina y la Cultural-. El plantel en el que militaban Yoel, Iago Aspas y Oriol Riera no habría podido acceder nunca a Segunda ya que el primer equipo competía en esa categoría, en la que incluso tuvo problemas para permanecer (cerró el curso en el puesto 17).

El propio Celta B protagonizó un caso similar en el 2004. En aquella ocasión sí jugó el play off, pero los puristas dirán que cuando se estrenó, el primer equipo todavía no había consumado su descenso -perdió contra el Mallorca en la última jornada, el mismo día en que su filial debutaba con empate frente al Pájara Playas-.

En el otro extremo está lo sucedido con el Levante y el Universidad de Las Palmas. El conjunto canario (que solo fue equipo dependiente aquella temporada), se clasificó para las eliminatorias en el 2002 y no las disputó. Como el filial granota en el 2005.

El Fabril defiende su derecho a jugar la promoción a Segunda

Efe

Insiste en que la norma no le obliga renunciar, pero hay clubes que creen que si juega pondrá en peligro la integridad de la competición

Clasificado para la promoción, pero imposibilitado de subir a Segunda por el descenso del Deportivo, el Fabril está decidido a jugar la fase de ascenso, pese a las presiones y el escrito promovido por el Fuenlabrada de que su participación «pondría en peligro la integridad de la competición». La Segunda B disputa este domingo la última jornada con el filial deportivista clasificado matemáticamente entre los cuatro primeros, pero pendiente del puesto final. Ahora es segundo, pero incluso podría ser campeón. Su partido contra el Toledo, además, influye en la lucha por evitar el descenso, con varios gallegos (el Racing, el Coruxo y hasta el Pontevedra) implicados.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

El Celta B abrió la puerta del Fabril