Castigo, disculpa y readmisión

Emre Çolak trabajó este miércoles al margen del grupo tras disculparse con Cristóbal, por la tarde también se excusó ante la afición y hoy está previsto que regrese al grupo


A Coruña

Una hora de trabajo físico al margen del grupo a las órdenes de Fran Molano fue suficiente penitencia a juicio de Cristóbal para perdonar el acto de indisciplina del día anterior a un Emre Çolak que por la mañana se disculpó ante el entrenador, alegó que había sido todo un malentendido y prometió trabajo duro de cara al futuro.

Después del incidente protagonizado 24 horas antes cuando Cristóbal le recriminó la indolencia que estaba mostrando durante el entrenamiento y, tras un intercambio de palabras y la indicación del técnico, tomó el camino del vestuario, Emre Çolak mostró ayer su mejor cara ante el entrenador y se comprometió a trabajar duro de aquí a final de temporada.

Tras este encuentro con el técnico, Çolak saltó al campo con Fran Molano, recuperador físico, y realizó trabajo físico durante aproximadamente una hora. Con anterioridad, había participado en la reunión del vestuario, en donde expresó a sus compañeros que había sido un malentendido propiciado por su limitado conocimiento del español.

Ya por la tarde, el futbolista turco colgó una imagen en Instagram con su versión de lo sucedido: «Después de lo que pasó el otro día en el entrenamiento, pienso que la situación necesita una explicación. En el entrenamiento por el problema de lengua no he entendido bien esa sesión del entrenamiento y con el enfado he tirado el balón. Eso no era un acto para nadie. Era un acto solo por un enfado conmigo», señaló.

Explicó su versión del diálogo con Cristóbal y para zanjar el tema prometió compromiso y trabajo de cara al futuro: «No tengan dudas de que voy a dar el máximo de mí al equipo como siempre hasta el día que me vaya», subrayó convencido el futbolista turco.

Para saber más

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Castigo, disculpa y readmisión