Lucas Pérez y Andone; la ilusión en la pólvora

Tras años de carencias anotadoras, el Dépor contará esta temporada con dos goleadores de calidad contrastada. Lucas Pérez y Andone sumaron 30 goles y 13 asistencias entre ambos en la última temporada de cada uno de ellos en La Liga


La propia figura de Lucas Pérez y lo que representa para el Dépor y el deportivismo explica por sí solo la explosión de alegría y entusiasmo que el propio futbolista pudo vivir en sus carnes en su multitudinaria llegada a Alvedro el último día de mercado. Detrás de esa enérgica reacción de la afición herculina estaba la vuelta de su niño mimado, pero escondía también la ilusión de una hinchada que se frota las manos imaginando al de Monelos acompañando a Andone cada fin de semana en el frente del ataque deportivista.

El Dépor devuelve a Lucas a casa

Alexandre Centeno

El club consigue que el Arsenal le ceda al coruñés por una temporada sin opción de compra

Un año después de despedirse de Riazor, Lucas ganó la partida al Arsenal y regresó a casa. Varios meses de presión, casi rebeldía, fueron necesarios para que el delantero coruñés haya conseguido jugar donde quería: en el Dépor. El club blanquiazul y el londinense alcanzaron ayer un acuerdo de cesión, sin opción de compra, según el cual el punta de Monelos jugará la próxima temporada en A Coruña. A cambio, la entidad que preside Tino Fernández se hará cargo de la ficha del futbolista, además de pagar al Arsenal, en concepto de cesión, una cantidad que no ha trascendido. Según algunas fuentes, después de que el punta haya rebajado su remuneración, el total de la operación superaría los cuatro millones de euros.

Seguir leyendo

Porque el ataque conformado por Lucas Pérez, Andone y Adrián López se intuye como uno de los puntos más sólidos y talentosos de la plantilla. Las cifras hablan; los 12 goles y tres asistencias de Andone la pasada temporada o los 17 goles y 10 asistencias que ofreció Lucas en su última temporada completa en La Liga (además del tanto al Eibar en la primera jornada de la 2016-2017 antes de su marcha al Arsenal) refuerzan esa ilusión por la remozada delantera.

Además está el caso de Adrián López, mucho más irregular, pero que en sus dos cesiones invernales al Villarreal sumó unos nada desdeñables números de 6 goles y 5 asistencias en 31 partidos ligueros (16 en la 2015/2016 y 15 en la 2016/2017).

La delantera del Dépor de esta temporada presenta muy buenos mimbres y más allá de entramados tácticos y sistemas el conjunto herculino ha apostado por jugadores que aseguran lo más preciado y costoso en el fútbol, el gol. En la última década el Dépor ha pasado por muchas penurias en el apartado goleador, según el dinero en la caja escaseaba también lo hacían las posibilidades de contratar a un artillero al que el deportivismo se cansó de esperar, mientras el equipo trazaba un rumbo deportivo muy irregular.

Una década sin un goleador nato

Lucas Pérez no solo fue el pichichi herculino en la 2016-2016, también lo fue un año antes pese a no poder jugar apenas en los tres primeros meses de competición, le bastaron 6 goles en 21 partidos para ser el máximo goleador. Un año antes, en Segunda, un joven Borja Bastón se erigiría en el máximo artillero herculino con 10 goles. Riki fue uno de los habituales entre los máximos anotadores herculinos en la última década y sin embargo el madrileño nunca fue un goleador. Su mejor año fue la 2012-2013, donde anotaría 13 goles en Primera que no sirvieron para que el Dépor salvase la categoría. Un año antes, en Segunda, Riki y Lassad fueron los más certeros con 14 goles. Adrián López, Riki y Lafita fueron, con 8 goles, los máximos goleadores entre el 2011 y el 2009, en Primera.

El Dépor arrancará de inicio con una de las mejores delanteras de la zona baja de la clasificación, un ataque con pólvora que hace prever goles al deportivismo. Es el momento de Lucas, Andone y Adrián y de que Mel escoja la combinación que mejor le siente al equipo.

Versatilidad a disposición de Mel

alexandre centeno

El cierre del mercado ha dejado al técnico una plantilla que le ofrece muchas variables tácticas

Una plantilla más larga de la prevista pero con enorme versatilidad y que da a Mel un sinfín de opciones para plantear los partidos. Es el grupo de 25 futbolistas, más los canteranos, con los que el entrenador madrileño tendrá que trabajar durante los próximos meses para lograr la permanencia evitando el sufrimiento de años anteriores.

Aparentemente, un plantel superior al del pasado ejercicio en que se doblan todas las posiciones y en algunos casos incluso hay más de dos opciones para ese puesto. De esta manera, el primer problema con el que se encontrará el entrenador será a la hora de los descartes, puesto que cada semana tendrá que dejar 7 futbolistas, sin contar con los del filial, sin vestirse. Algunos de ellos, jugadores que la pasada temporada gozaron incluso de muchos minutos.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Lucas Pérez y Andone; la ilusión en la pólvora