La Voz / Redacción

Los pecados de este Deportivo son recurrentes y eso es quizá lo más mosqueante del tramo final de una temporada que se está haciendo eterna. El equipo coruñés sigue sin cerrar la permanencia y sufre una derrota ante el Espanyol que, no por familiar en su desarrollo, es más fácil de asimilar. Dos goles en los dos primeros tiros abrieron el camino para el equipo perico, y la reacción del Dépor en el segundo tiempo, con el gol de Florin Andone, los buenos minutos de Ola John, Marlos Moreno y Carles Gil, y el empuje más con el corazón que con el fútbol, se quedó corta. Los chicos de Pepe Mel tienen dos jornadas por delante para evitar un bochorno en forma de descenso, tras un tramo final de Liga desastroso en el que el grupo blanquiazul ha demostrado su impotencia para encontrar soluciones en el campo a todos sus problemas clasificatorios. 

El Espanyol pasó por sus apuros a mitad de temporada, alejado de la mitad de la tabla y con dudas sobre el plan de juego de Quique Sánchez Flores, otrora profeta del buen pie y ahora líder de un equipo de batalla, pierna fuerte y contragolpe. Pero fue encajando sus piezas y activando su calidad superior a la zona medio baja, hasta vivir con placidez el final de temporada con tibias esperanzas europeas. Pocas veces en esta Liga de sube y baja tuvo el Espanyol una tarde tan plácida como la de la primera parte de Riazor, facilitada por la tranquilidad de sus deberes hechos y por el desastre del Deportivo en el final de Liga, un equipo incapaz de hacer frente a la necesidad que le acecha, sin ideas en el campo, un flan incluso en sus hombres más experimentados, empeñado en sufrir en una temporada que, visto el panorama de la zona baja, invitaba a un tranquilo devenir por la 14ª posición.

El Espanyol tardó 10 minutos en ver por dónde le iban a venir los coruñeses, se ajustó y se limitó a esperar. El Deportivo se plantó con los tres mediocentros anunciados, con el debut de Edu Expósito en la medular. El catalán es el cerebro detrás de la gran explosión del Fabril en la segunda parte de la temporada, y Pepe Mel buscó algo de su despliegue, llegada al área rival y pase de seguridad. Apenas le funcionó porque se solapó con Guilherme y Borges, mientras que Çolak abandonaba su banda derecha para dar carril a Juanfran. El equipo coruñés se hizo muy previsible con la pelota: Juanfran era la primera opción, la segunda buscar en largo a Andone. Luego ya entraba en juego el factor Ola John, verso libre en la izquierda, capaz de lo mejor y de lo peor, pero siempre a un ritmo algo por debajo de la élite. 

Así que ante el poco ritmo del Dépor, las escasas ideas y desequlibrio, el Espanyol se echó atrás y esperó. Primero, se encontró la pifia de Arribas, que facilitó el 0-1 a Leo Baptistão. El error desmoralizó a un Dépor que ya tenía problemas si Juanfran no podía correr. Y a la media hora, Piatti lo leyó a la perfección, cogió la espalda del lateral y recorrió 35 metros para romper a Bergantiños y asistir el 0-2 de Gerard Moreno. No necesitó más el grupo perico para una ventaja que ponía los nervios y la bronca en Riazor. La grada pitó al Dépor, impotente con la pelota y perdido sin ella, naufragando en su trivote en el centro del campo desde la salida de la jugada hasta la recuperación. 

El drama ya estaba blanco sobre negro, con las cuentas de la permanencia cada vez más complicadas. Ahí empezó a reaccionar el Dépor, en el tramo final del primer acto y en el fulgurante inicio de la segunda. Había chutado con cierto peligro Andone en un pase al espacio de Ola John, que en el 11 galopó con metros por delante y disparó desviado. Pero fue ya con el marcador escorado del lado del Espanyol cuando encontró dos ocasiones claras. Expósito encontró a Borges en el área, y el tico se visió de pívot jugando al poste: recibió de espaldas, se giró y chutó con claridad. Encontró el palo con Diego López batido, y al minuto, Ola John se plantó ante el meta gallego del Espanyol, siguiendo el pase de Andone, pero el holandés no supo definir el mano a mano.

Çolak se soltó algo más y participaba para dar algo de soltura al espeso ataque del Dépor. Pero el desahogo llegó tras el paso por vestuarios, cuando Mel acabó con el trivote sacrificando al novato Edu. El Dépor fue un equipo más natural y Ola John le dio el desborde que faltaba al grupo coruñés. El holandés se fue de todos por la izquierda y paró en seco dentro del área para ceder el 1-2 a Florin Andone. Sin tiempo a venirse arriba, la grada lamentó que a los pocos Arribas cabecease al larguero un preciso centro de Çolak. El partido cambió radicalmente, porque el Dépor metió una velocidad más, la que le dio el desborde de Ola John, y remató casi todas sus jugadas. 

A pesar de las pobres sensaciones, el equipo de Mel acumulaba ya cuatro claras situaciones de gol ante Diego López. Con la entrada de Carles Gil en la derecha, añadió otra opción de juego, sobre todo activa cuando el físico de Ola John dijo basta. Pero al Dépor le faltó pegada para culminar su reacción. Apenas un tiro de Çolak desde la frontal y un remate de Arribas, ambos por encima del larguero, plasmaron en ocasiones el empuje de los blanquiazules.

Rozó el empate el Dépor con un centro de Fajr con mala intención, que empeoró con el despeje de la zaga del Espanyol. Marlos Moreno relevó a Ola John y mantuvo la línea del holandés, y el Deportivo se volcó con todo sobre la meta de Diego López. El empate hubiera sido un gran premio para la reacción coruñesa, y uno excesivo para otra pobre puesta en escena, un error que por repetido no deja de ser frustrante para la afición, abocada a un nuevo sufrimiento en las dos jornadas finales.

Ficha técnica

1 - Deportivo: Lux; Juanfran, Bergantiños, Arribas, Navarro; Guilherme; Çolak (Fayçal Fajr, min.82), Celso Borges, Edu Expósito (Carles Gil, min.46), Ola John (Marlos Moreno, min.71); y Florin Andone.

2 - Espanyol: Diego López; Marc Navarro (Marc Roca, min.64), David López, Diego Reyes, Víctor Álvarez; Jurado, Javi Fuego (Pape Diop, min.69), Víctor Sánchez, Piatti (Rubén Duarte, min.88); Gerard Moreno y Leo Baptistao.

Goles: 0-1, min.14: Leo Baptistao. 0-2, min.23: Gerard Moreno. 1-2, min.47: Andone.

Árbitro: Mateu Lahoz, del colegio valenciano. Mostró amarilla a Carles Gil (min.61), del Deportivo; y a Piatti (min.78) y Víctor Sánchez (min.81), del Espanyol.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El Deportivo se queda corto en su reacción ante el Espanyol y se complica la permanencia