La hora del salto del Deportivo

El equipo coruñés visita al Espanyol decidido a proseguir su escalada hacia la mitad de la clasificación


a coruña / la voz

El primer propósito de año nuevo del Dépor pasa por ganar esta noche al Espanyol. No se trata de una aspiración cualquiera, ni de una intención más, sino aquella que mueve este proyecto deportivista y la que justo en el arranque del 2017 tiene en la mano alcanzar. Tras un cierre de año ilusionante, con dos victorias que ratificaron las buenas sensaciones de las semanas anteriores, solo un nuevo triunfo ratificaría la tendencia ascendente del equipo entrenado por Garitano y la confirmación de que el traje de simple aspirante a la permanencia le queda definitivamente pequeño.

El crecimiento experimentado en las últimas semanas de un 2016 paupérrimo no puede quedar en el olvido, por más que los mimbres con que el entrenador ha de armar ahora su equipo hayan cambiado. Entre despedidas y lesiones, el Dépor de hoy plantea un desafío a jugadores que estaban pasando de puntillas por la temporada y que las circunstancias devuelven a la luz. Son los casos de Bruno GamaJoselu, los héroes del partido de Copa del pasado martes, donde reivindicaron su papel en esta plantilla, pero también se espera el paso adelante de Mosquera, Marlos y hasta Luisinho, aún lejos en Liga de aquella espléndida versión que ofreció en la eliminatoria copera contra el Betis.

El choque también llama a filas de Guilherme y a Çolak, los arquitectos del fútbol deportivista, en especial al turco, quien no puede acostumbrar a la afición a brillantes partidos en Riazor y desapariciones flagrantes a domicilio. Además, la defensa afrontará una nueva prueba de competitividad a domicilio, donde la portería no ha vuelto a quedar a cero desde septiembre.

El Espanyol se revela como una complicada salida para los coruñeses, pues también cerró el año en la cresta de ola, aupado fundamentalmente por un espléndido trabajo de retaguardia. Desde el 2 de octubre solo perdió un partido, contra el Barça, y fue capaz de no encajar gol en nada menos que siete, liderado por un espléndido Diego López, que se perderá este partido por lesión. No en vano, entrenado por Quique Sánchez Flores y con una plantilla formada por veteranos de Primera y prometedores canteranos del club, pero también con la calidad de Piatti, Reyes o Jurado, ha escalado a la novena plaza, a solo seis puntos del Atlético. Será una buena balanza para conocer la madurez de un Dépor que no quiere dejar de crecer.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

La hora del salto del Deportivo