El primer encuentro con Paco Jémez acaba en ruptura

Xurxo Fernández Fernández
Xurxo Fernández A CORUÑA / LA VOZ

TORRE DE MARATHÓN

CESAR QUIAN

Las distancias entre el técnico y el Deportivo parecen ahora mismo insalvables

05 jun 2016 . Actualizado a las 08:53 h.

Mucho tiene que cambiar la historia para que Paco Jémez acabe dirigiendo la versión 2016-2017 del Deportivo. La primera toma de contacto entre el técnico y los encargados de realizar la criba de candidatos en el club desembocó en ruptura casi irreparable, después de constatar ambas partes las enormes distancias entre lo que el primero demanda y el segundo ofrece.

El encuentro se produjo dentro del proceso de búsqueda encomendado por Tino Fernández a Richard Barral, quien expuso personalmente a Jémez las condiciones que en todas las parcelas se le ofrecerán al futuro inquilino del banquillo blanquiazul. El entrenador nacido en Canarias, cuya familia está afincada en A Coruña, había manifestado con anterioridad su predisposición a liderar el nuevo proyecto deportivista, haciendo un esfuerzo para ello, pero ni siquiera estas concesiones darían opción (salvo giro radical) a que las negociaciones concluyeran con el ex del Rayo ejerciendo de local en Riazor.

El caché del técnico, que contaría con ofertas de otros clubes, tanto españoles como extranjeros, no es precisamente bajo y está sostenido por una filosofía singular de entender el fútbol. Su propuesta vistosa y su capacidad para exprimir talentos en ciernes (el central Diego Llorente es solo el ejemplo más reciente) han facilitado siempre su conexión con la grada, y en este caso contaría con el plus del vínculo con una ciudad en la que pasa largas temporadas y con un club en el que ya militó cuando vestía de corto.