El ocaso une Galicia con Río de Janeiro

En las semanas cercanas al solsticio de verano, la línea que divide el día de la noche conecta a la ciudad brasileña con la comunidad gallega, en concreto con A Costa da Morte

Touriñan, el último atardecer de Europa Durante casi dos meses al año la zona entre Fisterra y Cabo Touriñan acoge el último atardecer de la Europa continental.

redacción / la voz

En ocasiones la naturaleza establece vínculos sorprendentes. Estos días Galicia y Brasil protagonizan una curiosa alineación debido a la posición de la Tierra respecto al Sol. En esta época del año el hemisferio norte está más inclinado hacia nuestra estrella, algo que permite que aumenten la radiación y las horas de luz. La postura del planeta provoca además que el terminador, la línea que separa el día de la noche, presente una forma peculiar. «Ten unha forma de campá, coa parte do norte alumeada sempre e a parte do sur sempre de noite. A forma desa liña evidencia que un mapa en dúas dimensións é só unha aproximación á realidade. Se puxeramos esa liña nunha esfera, levaría unha traxectoria recta. Ao ser representada no mapa, acaba dando esa liña tan rara», explica Jorge Mira, catedrático de Física de la USC.

Tal y como está situada ahora mismo la Tierra, el terminador conecta exactamente la Costa da Morte con Río de Janeiro. «Hoxe en Río o sol ponse arredor das 17.20 (hora oficial brasileira). No promontorio Nerio (Fisterra-Touriñán) ás 22.18. Como temos unha diferenza de cinco horas con Río, o sol estará marchando de Río só un par de minutos máis tarde que na Costa da Morte. Isto sucede porque o planeta está tombado cara ao sol. Se collésemos un mapa bidimensional, o rotásemos e fixésemos unha raia de arriba abaixo, veríamos que se o rotamos dabondo, a liña pasaría pola punta de Galicia e de Brasil», asegura Mira.

Esta alineación comenzó con el cambio de estación pero permanece estable varias semanas. En el origen de la palabra solsticio está la clave. «Significa sol quieto. Se anotamos as posicións nas que o astro se pon no horizonte, veremos que parecen non cambiar nos días arredor do solsticio. O salientable disto non é que anoiteza en dous puntos de Europa e América ao mesmo tempo senón que esta aliñación se produza para un punto tan ao sur como a Costa da Morte, que está no paralelo 430 norte», reconoce.

El físico gallego fue quien descubrió esta conexión. Mira ya ha hecho otros estudios sobre los efectos que produce la línea que separa la luz de la oscuridad en la Tierra, que le permitieron averiguar que entre el 24 de marzo y el 23 de abril, la zona entre Touriñán y Fisterra acoge el último atardecer de la Europa continental, un trabajo que ha publicado en la revista Cartography and Geographic Information Science. «Estamos habituados a contemplar o mundo cun mapa plano. Asumimos que o sol vén de Xapón, corre por riba de Asia, chega a Europa e a partir de aí pasa ao Atlántico ata chegar a América. Parécenos que iso actúa como unha fila india, nesa orde. Pero esquecemos que a Terra non é plana, e ao estarmos nunha esfera aparecen detalles coma este, que fan que estea atardecendo ao mesmo tempo na Costa da Morte e en Brasil. Dado que América está tan lonxe de nós, parécenos abraiante», termina.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos
Comentarios

El ocaso une Galicia con Río de Janeiro