«Roadkill»: Thriller político sobre la manipulación y el poder

Movistar+ estrena hoy esta serie de cuatro episodios que explora la relación entre la moral personal y el poder político en pleno auge de los populismos


redacción / la voz

Movistar+ estrena hoy Roadkill, un thriller de cuatro episodios que explora la relación entre la moral personal y el poder político en pleno auge de los populismos. La serie cosechó una muy buena audiencia en su estreno en el Reino Unido, reuniendo a casi siete millones de espectadores.

Peter Laurence (Hugh Laurie, conocido por ser el emblemático doctor House) es un hombre hecho a sí mismo, enérgico y carismático, que ocupa un alto cargo en el gobierno conservador del Reino Unido. La vida de Laurence -pública y privada- comienza a caerse a pedazos cuando aparecen varios asuntos comprometedores. Mientras todos tratan de hundirlo, Laurence, con una vergonzante falta de culpabilidad o de remordimiento, intentará salirse con la suya. Los acontecimientos confirmarán lo difícil que resulta dejar atrás el pasado.

La serie cuenta también con Helen McCrory (Peaky Blinders y Quiz: el escándalo de ¿Quién quiere ser millonario?), como Dawn Ellison, la primera ministra y jefa de Laurence. Un personaje y una relación que recuerdan a la etapa de la que fuera primera ministra británica Theresa May y sus conflictos con el entonces ministro Boris Johnson.

El reparto se completa con Sidse Babett Knudsen (la protagonista de Borgen), como Madeleine Hall, la amante de Laurence, y Saskia Reeves (Luther, Belgravia, Wolf Hall), como Helen, la esposa de Laurence. Una relación fraguada en la adolescencia, en la que ella lo ha apoyado a él siempre, aunque llevan vidas paralelas. Helen, una mujer con indudable talento musical, dedica sus esfuerzos a algo bastante poco ambicioso: formar coros de aficionados. También actúa Iain De Caestecker (Us, Agentes de S.H.I.E.L.D.), como Duncan Nork, el asesor de confianza de Laurence y su mano derecha.

Roadkill supone el reencuentro, tras el estreno de la película Strapless (1989), de Hugh Laurie (House) y David Hare, nominado al Óscar por los largometrajes Las horas y The Reader (El lector).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Roadkill»: Thriller político sobre la manipulación y el poder