Más seguridad en la segunda toma de contacto con el Altice Arena

Aldred y Amaia transmitieron toda la emoción que no hubo el pasado viernes, durante la primera toma de contacto con el espectacular escenario

El segundo ensayo de Amaia y Alfred

lisboa / corresponsal

En el segundo ensayo, de este domingo por la mañana, en el Altice Arena, Alfred y Amaia estuvieron mucho más seguros y transmitieron toda la emoción que no hubo el pasado viernes, durante su primera toma de contacto con el espectacular escenario, donde se celebrará la primera semifinal del martes, en la que ellos cantarán, aunque está asegurada su participación en la final del día 12.

La delegación española mostró su satisfacción a La Voz tras los tres pases individuales de los artistas y la prensa especializada acreditada y los eurofans pudieron conocer un poco más de la puesta en escena final de la actuación española. Con una escenografía clásica, con guiños al Renacimiento y que ensalza el romanticismo de nuestros representantes, tanto Alfred como Amaia, brillaron sobre un escenario en el que se sienten cómodos y que no les impone, como confesaron los dos en la rueda de prensa posterior.

Amaia, muy guapa, con un vestido dorado y el pelo suelto, y Alfred más seguro técnicamente, sin los fallos al comienzo de la canción del primer día, recibieron muchos aplausos entre los asistentes al ensayo, aunque se mostraron bastante tímidos en su comparecencia ante los medios acreditados en el Festival, al contrario que otros participantes. En la rueda de prensa, Amaia, confirmó a La Voz que en Portugal se siente como en casa: «Agradezco mucho el cariño que estamos recibiendo de la organización y de los portugueses».

Alfred reconoció haberse emocionado durante el ensayo que calificó de «bonito y mágico». Alfredo, periodista italiano, que cubre desde hace diez años el festival refuerza las buenas sensaciones de la pareja española a la que considera «una candidata para quedar entre los cinco primeros, al igual que Italia». A la eurofan búlgara Catherina le emociona «el romanticismo y la complicidad que transmiten los españoles», aunque su favorito es Bulgaria, afirma con una gran sonrisa.

Acompañando cada uno de los detalles del ensayo estaba el compositor Manu Guix, profesor de Amaia y Alfred en la academia de Operación triunfo y que forma parte de la delegación española desplazada a Lisboa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Más seguridad en la segunda toma de contacto con el Altice Arena