Las Campos contra sí mismas


Hay algo extraño en nosotros como espectadores que hace que aborrezcamos a unos personajes a determinadas horas y cinco minutos más tarde los adoremos como si nada. Tenemos esta tendencia contradictoria de amar y odiar a la vez, independientemente del mensaje que nos transmitan. De ahí que a Bertín Osborne en ocasiones nos den ganas de enviarlo a no sé dónde y ponerlo en cuarentena y al minuto siguiente estemos riéndole los chistes, los mismos chistes que no nos hicieron gracia dos segundos antes. Somos así de volubles, y Telecinco, visto lo visto, debe de saberlo muy bien. Con solo dos pequeños giros ha conseguido hacer magia con la audiencia el fin de semana. Pero magia potagia. A bombo y platillo anunció que suspendía el programa de María Teresa Campos y a muchos nos pareció que se acababa una era en televisión, pero de golpe y porrazo nos encontramos con un truco que nos ha dejado boquiabiertos. ¿Quién ha sustituido a Las Campos? ¿Bertín? ¿Christian Gálvez? Pues no: las propias Campos, aunque en su mejor versión, que es la del reality. Con lo cual se ha aplicado la máxima Lampedusa de cambiar todo para que nada cambie, que es el modo más eficaz, dicho sea de paso, de que los espectadores acepten lo inaceptable. Así que el domingo por la tarde, Telecinco se juega otro partido, otro derbi igualado. Se baten Las Campos contra Las Campos. ¿Quién ganará?

Votación
5 votos

Las Campos contra sí mismas