Regreso a los clásicos


Aquellos que se estremecieron con el show estival de sábado noche de José Luis Moreno en TVE todavía no lo han visto todo. Aquel jolgorio no fue flor de un día, no se esfumó como un amor de verano. El pasado es tendencia en televisión. No solo la generación de la EGB va a tener derecho a regodearse en su herencia presuntamente cool. Muchos parecen ansiosos por volver la vista atrás, sobre todo cuando encaramos ya la última curva hacia la Navidad.

A pesar de las enseñanzas de cocina moderna que las cadenas auspician, no se arriesga mucho al apostar que el menú televisivo que cocinan para cerrar el año será tradicional. Los ingredientes que prepara TVE así lo anticipan. Al hecho ya confirmado de que José Mota va a volver a amenizar la Nochevieja con Cruz y Raya, se suma el terremoto originado por el posible regreso, no confirmado, del mitificado Telepasión. Cuando nació, en los años noventa, aquel espacio supuso un golpe de modernidad en la cadena pública. Ajeno por entonces al histrionismo y la profesionalización de espacios como Tu cara me suena, el público recibió con sorpresa el descubrimiento de que los presentadores eran algo más que bustos parlantes, que tenían sentido del humor y sabían reírse de sí mismos convirtiéndose en cantantes por una noche. Hoy en día el espacio necesitaría airearse mucho para no oler a naftalina.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Regreso a los clásicos