El Camino de Santiago, plató para un «reality» que emitirán en Corea

Una mujer que perdió a una hija, una escritora y un parado, protagonistas


Lugo / La Voz

Cinco peregrinos surcoreanos, que iniciaron el Camino de Santiago en Saint Pied de Port el pasado día 2, salieron ayer de O Cebreiro para completar una nueva etapa. El grupo no pasa inadvertido entre el resto de los caminantes ya que van acompañados de un equipo formado por seis personas, cargadas con cámara y micrófonos, que están grabando un reality para el canal privado de televisión de su país Yon Hap News. Lo emitirán por capítulos para conmemorar el 33.º aniversario de la cadena.

En este reality no habrá votaciones ni expulsiones ni tampoco ganadores de cantidades descomunales de dinero. Los cinco aportarán sus vivencias y sus experiencias durante 25 días de peregrinación. Cada caminante, con una historia muy diferente que contar, se ha marcado un objetivo que compartirá con la audiencia del programa, que emitirán en cinco capítulos.

El grupo lo encabeza la escritora y periodista Kim Nan Hee, conocida como la Paulo Coelho de Corea y autora de un best seller sobre el Camino de Santiago, el primero que se publicó en su país y que disparó la presencia de compatriotas en la ruta a Compostela. Junto a ella caminan Shin Kyung Soon, una mujer de mediana edad que transporta una carga muy pesada a sus espaldas, que quiere aligerar: la pena por la pérdida de su hija, a la que asesinaron cruelmente en Pekín hace cinco años, poco después de acceder a su primer empleo. Soo Jung Bae, una instructora de yoga, diseñadora de moda, que tuvo que plantar el Camino en un viaje anterior por una lesión en la rodilla, es la tercera mujer de un grupo en el que también van dos varones. Son Sang Hwan Park, un joven y tímido parado, biólogo y fotógrafo freelance, que lo único que le enseñaron a decir en español es «busco una chica caliente» y que lo suelta a la menor oportunidad; y un profesor-locutor, especializado en aportar soluciones positivas a los conflictos y a la vida.

El grupo, que va acompañado permanente de dos cámaras que graban conversaciones y movimientos, lleva un chófer, que vive en Madrid y que sabe algo de español, y un traductor. Se trata de Choe, un estudiante de Medicina que habla y escribe perfectamente castellano, porque vivió una década en Argentina y otra en Santiago. Se mudó hace tres meses a Levante, con la intención de preparar el MIR español.

Encuentran la comida salada

Dos cámaras no siguen a los peregrinos sino que se dedican a grabar imágenes de los pueblos y paisajes, que incluirán en el documental, con el que pretenden saciar la curiosidad de los coreanos sobre cómo es el Camino de Santiago completo, que es la imagen que pretenden trasladar a un país que vive el bum de las peregrinaciones a Compostela. De hecho, en O Cebreiro se encontraron y fotografiaron con varios compatriotas que tienen el mismo destino.

Peregrinos y equipo duermen en albergues públicos, que son los más baratos, y cuando no encuentran sitio en ellos, en hostales y hoteles. Lo que peor llevan de la peregrinación estos habitantes de un país en el que la religión dominante es el budismo, frente a un 30 % de la población cristiana, es la comida.

Todo lo que les sirven en los bares españoles lo encuentran extremadamente salado y suspiran por encontrar restaurantes de cocina asiática en los que poder saciar el hambre de las caminatas. Están un poco hartos de los bocadillos. Sin embargo, ayer en O Cebreiro no le hicieron ascos a una ración de pulpo con cachelos.

El grupo tiene previsto llegar a Compostela, no saben si el viernes o el sábado de la semana que viene.

Votación
10 votos

El Camino de Santiago, plató para un «reality» que emitirán en Corea