Desirée Ndjambo: La exótica del deporte televisivo


Desirée Ndjambo León es exótica por su origen guineano, pero este es un añadido más a su saber estar en pantalla, que va para once años, siempre en TVE. Cuando a este país se le dio por imaginar a Sara Carbonero como la referencia catódico-deportiva más sexi del 2010 a la sombra del Mundial futbolero en África, fueron muchas las voces discrepantes reivindicándola a ella como la number one de la especialidad. Eso atendiendo a que la convención y el tópico priman la apariencia física, a veces incluso sobre la propia cualificación profesional. Lamentable, pero cierto. Y aunque la propia Ndjambo reconoce que es así, su caso se sitúa en las antípodas. Madrileña, 35 años, es el rostro más popular del deporte en TVE desde el Telediario matinal, adonde llegó después de cubrir durante tres años el Mundial de motos, como buena motera que es.

Se movía por los circuitos como pez en el agua, una experta en cilindradas y en Rosi, Lorenzo, Pedrosa y demás. Antes, había trabajado como redactora para Los desayunos de Pepa Bueno, la información metereológica en el Canal 24 horas y la coedición y presentación del informativo regional para Madrid.

Licenciada en Periodismo por la Carlos III y diplomada en Trabajo Social por la Complutense de Madrid, es mujer sin complejos pero discreta, que se limita a su trabajo. Por no tener, no tiene página en Wikipedia, algo que ya parece un anacronismo imperdonable, y mantiene su vida privada al margen del circo.

seres catódicos desirée ndjambo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Desirée Ndjambo: La exótica del deporte televisivo